El Robot explorador Curiosity está recavando información desde hace tres años en el Planeta Marte. Llegó ahí a finales de noviembre del 2011 en un cohete Atlas que fue enviado desde el Centro Espacial Kennedy, que se encuentra en Florida. Desde entonces, está enviando información. El objetivo de este vehículo explorador es averiguar si Marte disponía en su antigüedad de las condiciones para que seres vivientes pudieran habitarlo.

En esta ocasión, Curiosity se encuentra en el monte Sharp al cual llegó en septiembre de este año. El monte está formado dentro del Gale, que es un cráter. Según los datos que ha recogido Curiosity y que la NASA ha desvelado es que podría estar formado por los sedimentos que se debieron haber depositado en el curso de un lago, claro esta, hace millones de años.

Son miembros del equipo investigador del robot "Curiosity" quienes hicieron una rueda de prensa para aclarar lo que el explorador ha encontrado en el planeta Marte. En la misma han declarado que Marte tiene que haber tenido un clima cálido para poder tener sistemas de agua, como lagos, y que el mismo tiene que haber sido durante un tiempo prolongado, y si no los lagos no se podrían haber formado. Las capas en las cuales se encuentra Curiosity en este momento son rocas de 150 metros, las cuales se habrían formado por sedimentos transportados por los ríos que, una vez evaporados, dieron paso a que el viento los moldeara para formar el monte que se puede ver actualmente.

Lo que está claro es que la montaña que está explorando el vehículo está compuesta por capas de rocas que se forman por sedimentos de ríos y por partículas que se depositan gracias al viento. La montaña tiene ahora unos 5 kilómetros de altura, aproximadamente. De cualquier manera todo esto son hipótesis de los datos que ha suministrado el robot explorador hasta el momento, pero quieren probar los mismos con el análisis que realizarán a partir del 2015, en los cuales confirmarían dichas hipótesis.

Pero, a pesar de estas investigaciones en paralelo, el objetivo principal de esta investigación en Marte es saber si el agua que existió en el planeta permitió dar algún tipo de vida. Si el agua existió un tiempo considerable para que la vida microbiana llegara a desarrollarse. Ahora mismo eso es impensable, ya que Marte es un planeta totalmente árido y seco, lo que acentuaría más la hipótesis de que se deba más a movimientos subterráneos del planeta. #Ecología