El cáncer es una de las enfermedades más extendidas en el mundo actualmente. Millones de personas son diagnosticadas diariamente de esta enfermedad al tiempo que otras mueren a causa de ello. Por ello, existen varios programas de cribaje y prevención del cáncer en numerosos países, para que de esta manera los diagnósticos se puedan hacer cada vez de forma más temprana.

Muchos de los cánceres que se diagnostican hoy en día se encuentran en estadios muy avanzados, de ahí la importancia de estos programas y de las revisiones médicas frecuentes para poder detectarlos a tiempo. El cribaje de cáncer de colon que se lleva a cabo en muchos países de la sociedad actual consiste en la realización de una colonoscopia, a partir de los 50 años cada 5 años. Así se pueden diagnosticar casos tempranos si aparece la enfermedad. Más importante, además, es la realización de un consejo genético para las personas que tienen antecedentes de cáncer de colon en sus familias para de esta forma poder detectar si existe algún tipo de mutación que los predisponga a ello.

Como bien es conocido, el cáncer se desarrolla debido a la multiplicación incontrolada de células que terminan convirtiéndose en tumorales. Se han estudiado y demostrado que diversas mutaciones en genes supresores tumorales conducen a esta división descontrolada, pero también, diversos agentes ambientales nos predisponen a sufrir la enfermedad. Entre los más conocidos encontramos la relación demostrada que existe entre el consumo de tabaco y el desarrollo de un cáncer laríngeo y pulmonar.

Así mismo, el oncólogo Albert Abad, jefe de Oncología Médica del Campus Sanitas CIMA en la capital española. El experto en cáncer ha dicho que el consumo excesivo de carnes rojas aumenta un 20% la probabilidad de que una persona presente en algún momento de su vida el desarrollo de un cáncer de colon, enfermedad que hoy en día se suele diagnosticar tarde debido a que no presenta síntomas hasta que se encuentra en fase muy avanzada. De ahí la importancia de llevar una dieta equilibrada y realizarse los cribajes a partir de la edad indicada.

Por ello, lo más importante para no desarrollar un cáncer, según ha señalado el experto, es llevar una alimentación sana que rija por la dieta mediterránea la cual se basa en el consumo regular de frutas y verduras y ocasional de carne roja, consumir al día 10 gramos de fibra y no llevar una vida sedentaria; realizando diariamente una sesión de 60 minutos de ejercicios aeróbicos. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud #Nutrición