Desde el comienzo de la carrera espacial, el ser humano ha hecho ya diversas incursiones al espacio exterior. La obsesión por saber si el hombre está solo en el Universo, o tal vez en la búsqueda de un posible vía de escape ante la probabilidad de la inhabitabilidad de la Tierra en un futuro, nos han llevado a poner los ojos en los planetas más cercanos a nosotros. Uno de ellos es el "Planeta rojo", el misterioso Marte.

Este mismo mes de septiembre sin ir más lejos se produjo la llegada de una sonda de la NASA a Marte y ahora mismo se encuentra en su órbita. Los científicos confían en que esta sonda les ayude a comprender mejor el funcionamiento atmosférico de este planeta con el fin de entender los mecanismos del cambio climático que se produjo en él, asegurando que la sonda debería de ser capaz de explicar por qué se evaporó el agua de Marte y qué ocurrió con el CO2, provocando que su atmósfera perdiera su densidad.

Sin embargo, el robot "Curiosity" lleva ya más de dos años pululando por el planeta, desde su exitoso aterrizaje en Marte en el año 2012. Y ahora, los científicos aseguran que ha detectado una inusitada "fuente de metano" en el Planeta Rojo. El metano, es un gas se emite en grandes cantidades cuando hay presencia de vida, como ocurre en la Tierra, y su aumento es algo desconcertante para los investigadores.

El robot ya había refutado que la vida en Marte pudo haber existido en el pasado, pero sin embargo ahora, ha conseguido captar unos niveles fluctuantes de gas metano que podrían representar que la vida en Marte puede existir en el presente, aunque los científicos llaman a la calma porque, según cuentan, este fenómeno se puede deber a otras causas.

Los investigadores más optimistas opinan que los niveles detectados por el "Curiosity", "apuntan hacia la presencia de organismos biológicos" volviendo a colocar sobre el tapete la cuestión de que sí podría ser posible "la existencia de vida en el Planeta Rojo en la actualidad", tal y como señala el científico Ricardo Amils.

El robot, también encontró recientemente restos orgánicos compuestos por Carbono e Hidrógeno, los componentes elementales de la vida tal y como la conocemos, aunque aún, los científicos no pueden determinar si su origen es marciano o si provienen del impacto de algún asteroide.

De momento seguiremos de cerca los avances de sus investigaciones, quién sabe si en el futuro se podrán realizar incursiones humanas en Marte. Sería sin duda un acontecimiento de repercusión similar al del primer viaje a la Luna. Lo que sí sabemos es que cada vez está más cerca el día en el que podremos ver la primera huella de un astronauta sobre el rojo suelo de Marte, compañero de la Tierra en su continuo viaje alrededor del Sol. #Tecnología