Cada vez son más los descubrimientos que tiene que ver con la búsqueda de vida en otros planetas, esta vez un reciente hallazgo es lo que ha sorprendido al mundo entero. En un estudio sobre imágenes tomadas en Marte se reveló una roca cuya forma no era para nada común sino que parecería ser la del actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama quien se distinguía perfectamente con cada uno de sus rasgos.

La foto panorámica del planeta rojo fue tomada por la sonda Spirit hace varios años y recientemente en un estudio detallado de la misma se ha descubierto el extraño parecido, muchas versiones surgieron al respecto luego de que la imagen fuera viralizada por las redes sociales. Algunos dicen que el presidente sería adorado por los extraterrestres, otros que aspiran a una versión más fantasiosa dicen que Obama podría ser un enviado de los extraterrestres y también están aquellos que dicen que es simplemente una falsa ilusión óptica.

Algunas personas también creen que este hecho fue armado para aumentar la popularidad del mandatario norteamericano, elevando tanto su imagen hasta sacarla del planeta, los profesionales se han referido al asunto diciendo que lo más probable sería que se tratarse de un fenómeno de pareidolia, que genera que las personas distingan caras o cuerpos en objetos inusuales, como suele suceder en las nubes, rocas, manchas de paredes, etc.

Muchas personas que estudian el interesante mundo de los ovnis no se han quedado satisfechos ante la respuesta de los científicos y creen que hay algo oculto detrás de este hecho. Lo cierto es que la roca se ve exactamente como la cabeza del presidente de los Estados Unidos.

Es importante destacar que hace tan sólo unas semanas un abogado estadounidense llamado Andrew Basiago afirmó haber sido teletransportado bajo su propia voluntad al planeta Marte al menos 40 veces, algunas de las cuales coincidió con el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Aunque el abogado aseguró que todo lo que cuenta sea difícil de creer, afirmó que su país está hace años experimentando con el planeta rojo y cree que la finalidad del gobierno estadounidense es llegar a colonizarlo en algún momento.