Fue sin duda, el evento científico del año. La transmisión en directo del aterrizaje del módulo Philae, como parte de la misión Rosetta de la ESA, en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, a 500 millones de km de nuestro planeta, sin duda marca un hito en la historia de la astronáutica. La maniobra fue muy emocionante, ya que el módulo rebotó un par de veces antes de posarse finalmente y luego de muchas complicaciones, en la superficie del cometa.

Ofidio devorado desde el interior

En ocasiones los estudios más sencillos, son los más sorprendentes. En el mes de abril, un equipo de herpetólogos serbios anunció el hallazgo, en la ínsula de Golem Grad, en Macedonia, de una víbora cornuda hembra (Vipera ammodytes), con una escolopendra (Scolopendra cingulata), saliendo de la parte baja del abdomen. Este último, tras ser tragado por la serpiente, había intentado salir a mordiscos del interior del ofidio. Ninguno de los dos sobrevivió.

El extraño rayo verde de la Luna

Un misterioso rayo de color verde llegando a una Luna extrañamente roja, fue captado en el mes de abril. La captura se logró durante un eclipse lunar y de allí se explica el tono rojizo de nuestro satélite natural. Por lo que se refiere al rayo de luz verde, se trató de un láser que fue disparado desde un telescopio de 3.5 metros ubicado en el Observatorio Apache Point en el sur de Nuevo México, USA. Este vistoso procedimiento astronómico sirve para medir la distancia de la Tierra a la Luna, al reflejarse el haz de luz en un retroreflector dejado por la misión Apolo 15 en 1971.

Nube enigmática acechando nuestra galaxia

Una veloz nube de hidrógeno de 9.800 años luz de longitud por 3.300 de ancho, que ha preservado su consistencia luego de millones de años de trasladarse por el cosmos, va directo hacia la Vía Láctea, de modo ineludible… pero arribará hasta dentro de 30 millones de años. La clave de la consistencia asombrosa de esta nube acechante, llamada Nube de Smith, es que se moviliza en el interior de una cubierta de materia oscura.

Flores engañosas, aves extrañas y peces que cazan pájaros

Otras de las investigaciones científicas más asombrosas del 2014 revelaron: la curiosa mímesis de ciertas orquídeas, las cuales, como medio de supervivencia, para atraer o rechazar a ciertos animales, semejan patos, avispas hembras, blancas palomas y diferentes clases de monos; una lista de las cien aves más curiosas y amenazadas del orbe, gracias a los trabajos de Investigadores de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) y de la Universidad de Yale, en Connecticut (la lista incluye especies como el kakapo, el ibis gigante y el cóndor de California), y los hábitos de caza del pez tigre de los lagos del Parque Nacional Mapungubwe, entre Botswana y Zimbabwe, el cual es capaz de atrapar pájaros en vuelo, luego de salir súbitamente del agua dando formidables saltos.