La nave New Horizonts enviada al espacio por la NASA hace cerca de una década, debió haberse reactivado el pasado 6 de diciembre, a una distancia de 2,900 millones de kilómetros de nuestro planeta. La meta de la diminuta sonda es el planetoide Plutón, el único mundo del Sistema Solar que no ha sido visitado por una nave enviada desde la Tierra. De estar todo en orden, la sonda debió haber enviado un aviso de que su reactivación ha sido exitosa.

Desde que fue lanzada en enero del 2006, la New Horizonts ha estado 1,873 días en estado de hibernación, es decir, caso dos terceras partes de su tiempo en vuelo. Este periodo ha incluido 18 periodos de hibernación espaciados entre 2007 y 2014. Durante su dilatada travesía a las lejanías del Sistema Solar, los técnicos de la NASA la activaron un par de ocasiones cada año para revisar el buen estado de sus sistemas, preparar dinámicas para el encuentro con Plutón y efectuar pequeñas correcciones de rumbo, cuando eran pertinentes. Luego de completar el afinado de sus sistemas - en un proceso que tomará cinco semanas -, la observación directa de Plutón se llevará a cabo desde el 15 de enero y continuará hasta las postrimerías de julio, en el 2015. En enfoque más próximo a Plutón se conseguirá el día 14 de julio del año entrante.

Hay un debate en curso acerca de si Plutón es un planeta o no. Algunos lo consideran como un “planeta enano”, como es el caso de los científicos de la Unión Internacional Astronómica. Se anticipa que las imágenes que la sonda hará llegar a la Tierra, nos presentará a Plutón como un sitio sumamente hostil, con temperaturas de 230 grados centígrados bajo cero. Este lejano mundo, en los confines del sistema solar, tiene un entorno capaz de congelar el metano, el monóxido de carbono y el nitrógeno que están presentes en su atmósfera, la cual ha sido bombardeada por rayos cósmicos desde hace miles de millones de años.

Plutón estructura junto con sus satélites un complejo sistema, el cual despierta grandes interrogantes. Por ejemplo, ¿cómo es que un planeta tan pequeño cuente con cinco satélites, en tanto que nuestro propio planeta tiene solo uno o planetas mucho mayores que Mercurio, como Venus, no tengan ninguno?

La nave New Horizonts nos ayudará a desvelar algunos de estos misterios, y nos ofrecerá imágenes de Plutón y su satélite Caronte. Este último tiene la mitad de tamaño que el propio Plutón y de esta manera, se le considera en ocasiones como un planeta enano doble. La sonda de la NASA espera hallar más satélites y posiblemente anillos alrededor del lejano planetoide. Ciertamente todo en la misión de la New Horizonts en su viaje por Plutón es una incógnita y la oportunidad de ir de un descubrimiento a otro.