Comenzó la cuenca regresiva y el día 4 de diciembre la nave Orión, diseñada para transportar humanos al planeta Marte, comenzará su travesía desde una plataforma de la NASA en Florida. Los meteorólogos anticipan que se tendrá un 70 por ciento de circunstancias propicias para el despegue, puesto que se presentará un clima seco y sin precipitaciones.

Los científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) señalan que esta misión primera de Orión, se llevará a cabo al completar dos órbitas terrestres y luego ingresar a la atmósfera de nuestro planeta a una velocidad aproximada de 32 mil kilómetros por hora, y finalmente arribar al Océano Pacífico. El lanzamiento de la nave Orión será televisado por el canal de la NASA a las 4:30 horas de este jueves.

Tras las misiones Apolo de los años 60 y 70, Orión es el primer vehículo espacial diseñado para llevar tripulación humana y con el objetivo de internarse en el espacio profundo. Es una misión orientada a llevar presencia humana a recónditas regiones del cosmos. Una de las aventuras más ambiciosas del proyecto Orión, con astronautas a bordo, se realizará en el 2020, cuando la tripulación de esta nave espacial explore un asteroide.

El lanzamiento del día 4 de diciembre será el punto de inicio para la primera exploración a fondo que realice la humanidad al Sistema Solar y la primera, desde aquellas legendarias misiones Apolo, proyectadas para que los humanos vuelvan a volar por las lejanías del espacio sideral.

Y aunque para esta misión la cápsula Orión no llevará tripulantes, sí llevará, en cambio, hasta mil 200 sensores instalados, para capturar hasta el detalle más mínimo de los sistemas del vehículo: desde aquellos relacionados con el despegue hasta los que se encargan del desacoplamiento del cohete; desde los variados sistemas de supervivencia hasta la resistencia de los escudos térmicos para el reingreso a la Tierra y, claro está, el amerizaje final.

Será hasta el 2018 cuando se efectúe el siguiente vuelo de ensayo de la nave espacial Orión y la primera misión en forma se efectuará algunos años más tarde, a inicios de la década del 2020, si bien el objetivo de esta última travesía aún no está totalmente definido. Se habla de capturar un asteroide para llevarlo a la órbita de la Luna e inaugurar así la minería espacial, al explotarlo posteriormente para aprovechar sus materias primas.

La misión que dará inicio el día de mañana llevará a la nave Orión, cuya forma cónica evoca ligeramente a las cápsulas Apolo, a un vuelo en órbita sobre nuestro planeta a una altura de 5,700 kilómetros. Posteriormente reingresará a la Tierra como un bólido a más de 32 mil kilómetros por hora y resistiendo temperaturas que rebasarán los 2,200 grados centígrados.