El telescopio llamado Kepler fue creado por la NASA y enviado al espacio en marzo del 2009, está formado por cuatro ruedas de reacción aunque sólo precisaba tres para su correcto funcionamiento. Una falla en una de sus ruedas en el año 2012 seguida de otra en mayo del 2013 provocó que tras intentar repararlo sin ningún éxito la NASA dejara de utilizarlo.

Fue en el año 2013 cuando los ingenieros que se encontraban a cargo de dicha misión formularon un plan para reactivar al telescopio utilizando la presión ejercida por la luz del Sol en conjunto con las dos ruedas que quedaron sin dañarse, el plan fue realmente efectivo y se pudo reactivar al telescopio Kepler aunque su precisión no sea la misma ya que se ha reducido 15 veces, lo que no permite detectar planetas muy pequeños aunque se ha establecido que se lo utilizará además para estudiar explosiones, estrellas en formación, asteroides y cometas.

Hace tan sólo unos días el Kepler ha logrado descubrir su primer planeta extrasolar llamado HIP 116454b, se cree que tendría un diámetro dos veces más grande que el del planeta Tierra y su masa la supera por 12 veces más, el tamaño de su estrella es más pequeño que el del Sol y calienta en menor cantidad aunque su gran cercanía a esta hace que las temperaturas lleguen a ser demasiado altas y sea imposible vivir allí.

Para descubrir un planeta extrasolar, el telescopio utiliza un método de tránsitos, se mantiene inmóvil apuntando a un conjunto de estrellas intentando captar el pequeño bajón en la intensidad de la luz que recibe desde una estrella cuando el planeta pasa delante de ella.

Luego de haber sido reparado, se estableció que el microscopio creado por la NASA ya no apunte siempre hacia un mismo sitio sino que debe cambiar sus objetivos para que la luz solar ingrese en el mismo y también para que no pierda su estabilización. Luego de finalmente haber podido repararlo, los trabajadores de la agencia espacial estadounidense esperan que en los próximos años el Kepler continúe descubriendo más planetas extrasolares y las condiciones en las que se encuentran los mismos.