Bien es conocida por todos la relación que tiene para mantener una buena #Salud cardiovascular la importancia que tiene la dieta y el ejercicio en nuestra vida diaria. Los niveles de azúcar y colesterol y, la tensión arterial son los 3 parámetros más conocidos que nos ayudan a establecer el riesgo que tenemos para sufrir en algún momento de nuestra vida enfermedades cardiovasculares.

Pues bien, un nuevo estudio desarrollado por científicos e investigadores que trabajan en la Unidad de Investigación del Centro de Salud “La Alamedilla”, ubicado en Salamanca, provincia de España ha conseguido desvelar la relación que tiene el índice glucémico postpandrial (niveles de azúcar en sangre tras la ingesta de alimentos) con la rigidez arterial (presión que ejerce la sangre sobre las paredes arteriales).

Los resultados del estudio, explicados por José Ignacio Recio, autor del estudio y, en el cual han participado mil 553 pacientes, establecen una clara relación entre ambos parámetros, en tanto que los participantes que mostraban un índice glucémico bajo también presentaban una rigidez arterial baja y, al revés, por lo que ambos parámetros se relacionan de manera directamente proporcional.

Este estudio que ha sido publicado en la revista Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases, debe ser completado con un ensayo clínico que demuestre también la causalidad de estos eventos y de qué manera se relacionan con la aparición de arterioesclerosis. Para desarrollar el ensayo, deberán conseguir primero la financiación necesaria para llevarlo a cabo y, éste consistiría en realizar dos tipos desayunos dirigidos a personas entre 20 y 40 años. Uno de los desayunos tendrá un índice glucémico alto y estará compuesto de alimentos como pan y mermelada y, el otro, un índice glucémico bajo que se compondrá de manzana, nueces y otros alimentos con dichas características.

El índice glucémico nos da a ver los niveles que tenemos en sangre, el cual no debe sobrepasar el límite de 110 en ayunas y de 200 una hora después de comer. Sin embargo, en el diabético estas cifras disminuyen ya que necesitan un mayor control de sus niveles de azúcar en sangre.

En cuanto a la tensión arterial, ésta no debe sobrepasar la cifra de 120/80 en individuos sanos. Una cifra de 140/90 o mayor nos indica hipertensión que puede ser momentánea, no crónica pero que debe ser estudiada por si ésta es crónica.

Todo ello nos lleva a la conclusión de la gran importancia que tiene la dieta en el mantenimiento de una buena salud. Ingerir alimentos con poco contenido en azúcar y grasa, la realización de ejercicio diario y mantener una dieta lo más equilibrada posible deben ser un aspecto a tener muy en cuenta, el cual debemos también de inculcar a las futuras generaciones en pro de educar hacia una vida saludable. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Nutrición