Hoy en día, la obesidad afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, de los que según cifras dadas en 2013, 42 millones de niños menores de cinco años padecían sobrepeso.

Desde la década de 1980, época desde la que la obesidad ha doblado sus casos en el mundo, ésta se ha convertido en un problema no solo estético sino que ha llegado al ámbito sanitario debido a la multitud de problemas y complicaciones que causa en el organismo del paciente que la padece.

Un elevado número de casos de pacientes que sufren obesidad padecen también alguna complicación secundaria derivada de ella, de las cuales podemos considerar como crónicas a la Diabetes Mellitus tipo 2, Hipertensión Arterial, diversas enfermedades cardiovasculares y además multitud de variantes de enfermedades cancerosas.

Los tratamientos para tratar la obesidad que se utilizan actualmente fracasan, debido esto a que muchas veces los pacientes no siguen los tratamientos o a estrategias médicas poco efectivas.

Pues bien, un equipo de médicos e investigadores españoles ha desarrollado un estudio en el que han participado 20 personas que habían sido intervenidas de una gastroplastia por vía endoscópica según el método Apollo, que avala los buenos resultados y las pocas complicaciones de este nuevo método de cirugía endoscópica. El método, que consiste en cambiar la forma del estómago para reducirlo, mediante la realización de una sutura en su interior, no presenta las típicas complicaciones; tales como cicatrices, infecciones y hemorragias y, además permite al paciente volver a su casa 24 horas después de la intervención quirúrgica.

Los resultados referentes a pérdida de peso avalan a esta técnica como revolucionaria debido a que de los 20 casos que se estudiaron, tras haber pasado 6 meses de la cirugía, éstos habían perdido una media de 20 kilogramos.

El estudio ha sido dirigido por el Dr. Gontrand López-Nava y publicado por la revista norteamericana “Endoscopy”.

Si bien es cierto que la cirugía es uno de las opciones a las que se puede recurrir cuándo la obesidad requiere un tratamiento urgente, lo más importante es educar y concienciar para la salud, es decir, debemos preocuparnos de mantener un buen hábito alimenticio y realizar ejercicio a diario y, si en algún momento necesitamos ayuda para controlar nuestro peso, no recurrir a las conocidas “dietas milagrosas” que pueden producir un efecto rebote bastante importante, sino recurrir a endocrinólogos o nutricionistas que nos ayuden a ello. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud