Científicos de una universidad canadiense han hallado en China una inédita variedad de dinosaurio con un cuello de tanta extensión que equivalía a la mitad de su cuerpo. Las conclusiones de esta investigación han sido publicadas en el Journal of Vertebrate Paleontology. Este dinosaurio denominado como Qijianglong, como ha sido nombrado, medía 15 metros de largo y habitó hace 160 millones de años, en el periodo Jurásico Tardío. Este nombre chino quiere decir "dragón de Qijiang", por tratarse de un animal muy parecido a los mitológicos dragones, de tanto simbolismo religioso en aquel país oriental. Qijiang es la zona donde fue hallado este asombroso fósil en las proximidades de Chongqing.

Los vestigios de este formidable dinosaurio fueron hallados por un grupo de trabajadores de la construcción. Ellos se percataron de la presencia del fósil cuando golpearon una serie de enormes vértebras en el terreno. Lo más asombroso es que el cuello todavía estaba unido a la cabeza del animal.

Los investigadores señalan que es extraño encontrar el cuello y la cabeza de un dinosaurio de largo cuello, vinculados, porque la cabeza es tan diminuta que por lo general se desprende luego de haber fallecido el animal. Esta novedosa especie forma parte de un grupo de dinosaurios denominados Mamenchisaurus, identificados por sus grandes cuellos, que en ocasiones miden lo equivalente a la mitad de la longitud del animal. Cabe mencionar que en casi todos los dinosaurios de largo cuello o saurópodos, el cuello exhibe solo un tercio de la longitud del animal.

Considerado como uno de los Mamenchisaurus más sorprendentes, el Qijianglong, poseía las vértebras del cuello repletas de aire, por lo cual era un cuello bastante ligero, no obstante su gran tamaño. Se deduce la gran rigidez del cuello de este saurio, por el enclavamiento de las articulaciones entre las vértebras. El cuello del animal tenía más movilidad de arriba a abajo que de lado a lado y era parecido a una grúa. A juicio de Tetsuto Miyashita, responsable de la investigación, el Qijianglong era un dinosaurio increíble. El científico nos anima a imaginarnos un dragón enorme cuya mitad es prácticamente el cuello. Para así comprender cómo la evolución ha hecho aparecer en nuestro planeta, cosas asombrosas. Los Mamenchisaurus solo se han hallado en Asia, pero el hallazgo del Qijianglong exhibe que podría haber numerosas diferencias entre estos saurios, como las que se presentan entre los dinosaurios de cuello largo de continentes distintos.