Las proyecciones que se han hecho acerca del porvenir de la humanidad, planteadas desde el campo de la ciencia ficción, no son tan extravagantes como podrían parecer en primera instancia. Esta es la perspectiva de un autor que ha determinado los principales desafíos de nuestro mundo, con base en cien novelas del género de la ciencia ficción. Se trata de Tiago Forte, un empresario de los Estados Unidos. Forte ha dado a conocer un resumen de lo que, desde su óptica, le espera a los humanos como especie en el mañana, de acuerdo a cien de las más importantes novelas de ciencia ficción.

Por ejemplo, luego de colonizar otros mundos y sistemas planetarios, distanciados unos de otros por millones de años luz, los humanos del mañana crearán sus propios dialectos y formas culturales. Tomando como referencia el idioma inglés, Forte nos advierte de lo que podría sucederle a los idiomas en el porvenir. De la misma manera, Forte anticipa que, el ADN humano, al exponerse a distintas condiciones atmosféricas, diferentes factores de mortalidad y variados grados de radiación, experimentará modificaciones. Forte asegura que los conquistadores del cosmos iniciarán la ruta por una inédita dinámica evolutiva. Pero además, Forte opina que, mientras se esté en la conquista de las tres dimensiones espaciales, se perfilará la cuarta dimensión del tiempo, como el mayor desafío para la humanidad.

Un fenómeno determinante en este marco es la dilatación del tiempo, el cual llegará a ser clave en los viajes a través de lejanas galaxias. Forte advierte que, quienes emprendan largas travesías siderales, retornarán a casa cuando todos sus familiares hayan fallecido. También podría presentarse la paradójica situación de que, quienes realicen viajes a través de distintas estrellas, podrían arribar luego a un exoplaneta que las posteriores generaciones, puesto que los adelantos tecnológicos de estas últimas, les darán las condiciones para lograr velocidades mayores.

De acuerdo a Forte, lo más fascinante no es la velocidad con la cual se darán estos cambios, sino en lo imprevisibles que resultarán desde la perspectiva humana. De acuerdo a las lecturas que Forte realizó, pudo captar que, en realidad, no tenemos idea alguna de las implicaciones que pueden alcanzar, hasta las más humildes tecnologías de nuestro tiempo. Forte llega a la conclusión de que, las fronteras entre la ciencia y la ciencia ficción se están desvaneciendo de manera considerable y cada día tenemos adelantos tecnológicos más sorprendentes, capaces de cambiar por completo nuestro mundo, en el futuro mediato.