La conocida teoría acerca de que un asteroide acabó de manera súbita con los dinosaurios en todo el planeta es de extensa difusión, pero hasta hace poco los fósiles hallados, correspondientes a las postrimerías del periodo Cretácico- el último en el desarrollo evolutivo de los dinosaurios-, se obtuvieron casi exclusivamente en Norteamérica.

Lo anterior ha despertado la duda acerca de que su súbita extensión pudo haber sido únicamente un fenómeno local, limitado al territorio que actualmente comprende las naciones de Estados Unidos y Canadá. Pero recientemente se ha dado a conocer una investigación, a través de la revista Zookeys, en donde se propone que también en lo que hoy es Europa los dinosaurios vivían su momento de esplendor, justo hasta que aconteció el impacto que derivó en su extinción, hace aproximadamente 66 millones de años.

El trabajo resume todo un conjunto de investigaciones acerca de los dinosaurios europeos, realizados en las décadas más recientes, y que evidencian que, en las postrimerías del Cretácico, los dinosaurios proliferaban, eran exitosos en su supervivencia, y eran comunes en lo que actualmente es Rumanía, España y Francia, entre otras naciones europeas.

Estudiando cuidadosamente la diversidad y datación de fósiles, un equipo de investigadores, encabezado por Zoltán Csiki-Sava, de la Facultad de Geología y Geofísica de la Universidad de Bucarest, ha revelado que la población de estos reptiles prehistóricos fue muy variada en Europa, hasta los últimos años del periodo Cretácico.

En la zona de los Pirineos españoles y franceses, la mejor para hallar fósiles de tal periodo, variedades de dinosaurios herbívoras y carnívoras, eran muy habituales y todo señala que prosperaban sin dificultades durante los miles de años previos antes del impacto del asteroide que cayó en Yucatán.

A juicio de Csiki-Sava, durante un extenso periodo, Europa ha quedado a la sombra por otros continentes en lo que se refiere a la composición, naturaleza y evolución de los ecosistemas finales de la última parte del Cretácico. No obstante, los 25 años más recientes han sido testigos de un esfuerzo inusitado en toda Europa, por mejorar la información que se tenía del final de los dinosaurios, y es solo ahora, cuando somos capaces de comprender la relevancia de todos esos hallazgos y de la nueva y sorprendente visión que tales revelaciones nos ofrecen acerca de cómo era la existencia de los dinosaurios, al final de su gran dominio en la Tierra.

Por su parte, Steve Brusatte, de la Universidad de Edimburgo, y participante de la investigación, opina que todos saben que un asteroide impactó la Tierra hace 66 millones de años, y que los dinosaurios se extinguieron, pero tal historia está basada casi exclusivamente en fósiles obtenidos en una región del orbe: América del Norte. Pero ahora se sabe que los dinosaurios de Europa también prosperaban hasta la caída del asteroide, así como acontecía en Norteamérica. De manera que el bólido caído del cielo realmente acabó con los dinosaurios cuando se hallaban en su esplendor y en todo el mundo al mismo tiempo.