El día 25 de enero, el rover Opportunity de la NASA llegará a los once años de haber llegado a nuestro vecino planeta, Marte. Así como sucedió con su sucesor, el robot Curiosity, Opportunity fue enviado al territorio marciano para estudiar las características del entorno. Pero, lamentablemente, el rover ha comenzado a padecer lapsos que la propia NASA describe como "amnesia".

El problema parece provenir del sistema de memoria instalado en el rover. Es un mecanismo dividido en dos tipos: volátil y no volátil. La primera es equiparable a la memoria RAM de un ordenador, de manera que se puede escribir datos allí, pero tal información es borrada cuando el aparato se inactiva. En cambio, la memoria no volátil puede ser pensada como la tarjeta de almacenamiento de un smartphone o una cámara fotográfica. En ella los datos son almacenados y se quedan allí, sin importar que se apague el dispositivo o se presente un "reseteo" del mismo.

Los problemas técnicos que ha tenido recientemente el robot Opportunity, se deben a que su memoria volátil cuenta con un límite en el número de veces en las que se pueden leer y escribir datos, y luego de una década en misión ya se llegó a ese límite. Así que, el propio sistema del rover, al detectar un problema para el almacenamiento de datos en la memoria no volátil, los guarda en la memoria volátil.

Lo más grave es que, así, el Opportunity, tras haber dormido, al despertar, borra toda esa información y se pierde irremediablemente. Es por eso que se ha llamado "amnesia" al problema que tiene este robot explorador de la NASA en Marte. Lo anterior lo ha explicado a los medios, John Callas, responsable del proyecto Mars Exploration Rover.

La situación se hace aún más crítica cuando una porción considerable de lo que se debe almacenar son comandos operativos, que se pierden por tales limitaciones de memoria y que han derivado, incluso, en que se pierda la comunicación con el robot Opportunity, si bien sólo en breves lapsos.

Los científicos de la NASA ya habrían hallado una solución al problema, la memoria no volátil está integrada por siete bloques y solo uno estaría presentando fallas. De manera que, por el momento, se está creando una técnica para que solo utilice los seis bloques en buen estado y no tome en cuenta el defectuoso.

Callas afirmó que su grupo de técnicos está a poco tiempo de poder aplicar las modificaciones en los sistemas del Opportunity. Esta misión para explorar Marte partió de la Tierra en julio del 2003 y arribó a Marte en enero del 2004. Tras haber cumplido sus objetivos científicos luego de algunos meses, el robot ha estado recorriendo el territorio marciano y obtenido valiosa información. Hasta la fecha es el rover planetario que más kilometraje ha completado en cualquier exploración astronáutica.