Un grupo de científicos de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido, logró recientemente el hallazgo de un sistema con cinco planetas de tamaño parecido al de nuestro mundo. No obstante, lo más asombroso es su gran antigüedad, ya que es más del doble que la de nuestro sistema planetario y prácticamente idéntica que la de la Vía Láctea. En un artículo que se publicó en la revista Astrophysical Journal, los científicos afirman que los cinco mundos exhiben un tamaño parecido al de Mercurio o Venus. Los cinco giran alrededor de la estrella Kepler 444, astro similar al Sol, localizado a unos 117 años luz de nuestro planeta y que surgió hace 11,200 millones de años, cuando el cosmos contaba con apenas el 20 por ciento de la edad que actualmente ostenta. Estamos pues, ante el sistema planetario más antiguo del que se tenga noticia en nuestra propia galaxia, con planetas similares a la Tierra.

Los cinco mundos giran alrededor de Kepler 444, en poco menos de diez días y a una distancia equivalente a la décima parte de la lejanía que existe entre la Tierra y su estrella. Desde cierta perspectiva, este sistema planetario se presenta como un símil en miniatura de los mundos interiores del Sistema Solar. Los investigadores efectuaron ese hallazgo, usando un procedimiento denominado como astrosismología, el cual implica detectar las naturales resonancias del astro, derivadas del sonido contenido en su interior. Se trata de oscilaciones que ocasionan pequeños pulsos en su fulgor, lo cual permite a los especialistas calcular datos como su edad, masa o diámetro. Los cinco mundos fueron descubiertos por el tenue oscurecimiento que ocasionan en el brillo del astro cuando transitan delante de él. Esos sutiles opacamientos en la intensidad lumínica que se capta en Kepler 444, es lo que facilita calcular con exactitud las proporciones de los mundos con relación a las dimensiones de su estrella.

El principal responsable de la investigación, Tiago Campante, comenta que, las implicaciones de este hallazgo, tienen un dilatado alcance. Hoy por hoy, se sabe que los mundos de tamaño similar a la Tierra se formaron a lo largo de los 13,800 millones de años de la historia del cosmos, lo cual podría ofrecernos un ámbito básico para considerar la aparición de formas de vida de enorme antigüedad en la propia Vía Láctea.