Definitivamente, la materia oscura es uno de los más grandes enigmas del universo. Se trata de un elemento que se muestra reacio a ser detectado. Y si bien comparte un veintitrés por ciento de la masa del cosmos, los científicos no han sido capaces de descubrirla.

Actualmente se puede calcular la cantidad de materia oscura que existe en la galaxia por medio de algunas simulaciones matemáticas, se puede saber cuántas partículas incluye y cuál es la masa que tiene cada una de ellas, en tanto no puedan ser detectadas. La materia oscura estaba integrada por unas pocas partículas muy masivas o bien, numerosas muy ligeras. El descubrimiento de una de ellas y la determinación de su peso, marcaría un hito en las investigaciones acerca de la materia oscura.

Las teorías más modernas, coinciden en darle una gran relevancia a los acciones, a los WIMPs o a los neutrinos. No obstante, poco se ha investigado acerca de un foton oculto, denominado de manera habitual por los astrofísicos como hidden photon. Es una partícula que ha sido objeto de estudio, especialmente en las teorías que intentan explicar el universo a muy pequeñas escalas, como la famosa teoría de las cuerdas. De manera que, si el fotón es la partícula elemental que más hace patente la presencia de campos electromagnéticos, el hidden photon estaría vinculado a otro campo similar a los electromagnéticos, pero tendría una muy débil interacción con la materia ordinaria.

Las más recientes investigaciones acerca de la materia oscura, como por ejemplo la desarrollada por expertos del DESY (Deutsches Elektronen Synchrotron de Hamburgo), en colaboración con científicos de otras naciones, han buscado métodos alternativos para resolver los enigmas de este elusivo elemento del universo. Los científicos del DESY han creado enormes espejos esféricos para concentrar altas cantidades de Radiación de Cherenkov, derivada de chorros electromagnéticos provenientes de rayos cósmicos. Con estos espejos y un detector especial en la parte central de su curvatura, se buscará captar indicios de estas extrañas partículas, si efectivamente integran la materia oscura.

Javier Redondo, profesor de la Universidad de Zaragoza, opina que, las alternativas para descubrir el hidden photon son tantas, que inclusive podría usarse para lograr comunicaciones superando materias de alta densidad, puesto que tales partículas son capaces de atravesar casi cualquier objeto del cosmos. Pero de lo que sí está convencido Redondo, es que, el hallazgo del hidden photon, sería el descubrimiento del siglo, por el parteaguas que implicaría para el ámbito de la física de partículas y lo mucho que se avanzaría en el estudio de la materia oscura.