Será una gran instalación que flotará en las profundidades oceánicas como lo haría una nave espacial en el cosmos y será el hogar de cinco mil personas. La compañía de arquitectura Shimizu Corporation presentó los diseños de lo que será la primera ciudad submarina del planeta. Se planea construir este complejo en las costas japonesas.

La urbe flotaría en las aguas niponas como un vehículo espacial en los entornos siderales y tendría capacidad para albergar a varios miles de habitantes. El proyecto ha sido denominado como Ocean Spiral y en esencia es una estructura que se extenderá unos 3.2 kilómetros hasta tocar con el fondo marino.

La sección primera de la estructura se ubicaría justo debajo de la superficie e incluye una esfera con un diámetro de quinientos metros, con espacio suficiente para tener recintos habitacionales, centros de negocios y de alojamiento. Ocean Spiral podría comenzar su construcción a partir del año 2035. A la descomunal esfera, llamada Jardín Azul, se vinculara una espiral que conduce hasta el fondo, en donde se obtendrán recursos para abastecer de agua y energía eléctrica a la urbe.

En el fondo del mar se instalará una fábrica en donde se procesará la energía necesaria para abastecer a la esfera, por medio de microorganismos que transformarán el dióxido de carbono en metano. Pero también se contará con generadores energéticos colocados por toda la espiral, las cuales aprovecharán las diferencias de temperatura del agua del mar, para la creación de energía complementaria, aplicando modernas tecnologías de conversión térmica.

El proyecto tendrá un costo de 26 millones de dólares y su propósito es el máximo aprovechamiento del espacio bajo el mar, puesto que algunas zonas habitacionales sobre tierra en Japón (y en otras partes del mundo) ya comienzan a tener daños por el incremento del nivel del mar, afirmó en un comunicado la firma Shimizu Corporation.

Este proyecto japonés promete conseguir una ciudad más cómoda y segura que las construidas en tierra, puesto que se tendrían mínimas variaciones de temperatura y no se vería dañada por terremotos, tifones y otros fenómenos de la naturaleza. Otro de los desafíos implicados en la construcción de la urbe submarina Ocean Spiral, es la creación de una esfera transparente con panorámicas de 360 grados, además de garantizar la mayor comodidad a los habitantes del complejo, aprovechando de manera inteligente las circunstancias del entorno marino. Para la realización de este proyecto se anticipan millonarias inversiones que, por increíble que parezca, cada vez se tienen más seguras.