Una sonda de exploración espacial enviada por la NASA a los límites del Sistema Solar, consiguió fotografías de un punto de luz en un planeta enano localizado en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Es el enigmático planeta Ceres, uno de los que más interés han despertado entre la comunidad científica y el público en general. La sonda espacial Dawn captó una extraña mancha blanca que ha generado múltiples interrogantes entre los astrónomos. Por ejemplo, Mark Mayman, uno de los responsables del proyecto Dawn, reconoce que se puede afirmar la existencia de algo en Ceres capaz de reflejar más luz del Sol que el resto del planeta, pero lo que sea ese objeto, sigue siendo un enigma.

Además, la rara mancha brillante, parpadea. Fue fotografiada en la superficie de Ceres el pasado 13 de enero, gracias a las cámaras instaladas en la sonda Dawn y presentadas a la opinión pública el día 19 de enero. Los especialistas aún no se han puesto de acuerdo acerca de la posible naturaleza de este objeto luminoso en Ceres. Otro participante de la misión, el científico Chris Russell, afirma que, las hipótesis que se han aventurado sobre lo que podría ser este punto de luz, van desde que se trataría de un cráter a una enorme columna de ceniza volcánica. No obstante, Russell también puntualiza que, solo cuando sea posible obtener fotografías de mayor nitidez, se podrá presentar una explicación más certera. La actual resolución de las fotografías conseguidas por la nave espacial, de acuerdo Russell, sencillamente no nos dejan saber nada al cien por ciento.

En este sentido, el parpadeo, comenta este mismo científico, puede deberse a la deficiente resolución que ofrece la cámara de la sonda Dawn a la distancia que se encuentra actualmente del planeta Ceres. Este fenómeno se detendrá, muy probablemente, cuando la sonda se acerque más al planeta enano. Incluso Russell asegura que ese punto luminoso ya había sido detectado anteriormente por telescopios terrestres instalados en territorio chileno y el telescopio espacial Hubble. Las más recientes imágenes enviadas por Dawn a la Tierra, exponen características propias de los planetas enanos como cráteres. Pero hasta la fecha, ninguna de las particularidades de Ceres, pueden precisarse al máximo, incluyendo este misterioso punto de luz. En tal caso, el director del proyecto Dawn, Marc Rayman, declara que, sí es factible reconocer la existencia de un objeto que refleja más la luz de nuestra estrella, que el resto de Ceres, pero no puede irse más allá en la explicación de tan extraño fenómeno. Ceres con sus novecientos kilómetros de diámetro es el planeta enano del que se tenga conocimiento, más diminuto del Sistema Solar.