El programa astronómico Neowise dedicado al rastreo, hallazgo y análisis de varios asteroides, halló más de cuarenta objetos que estuvieron próximos a nuestro planeta entre el mes de diciembre de 2013 y mismo mes en el 2014. De esas cuatro decenas de cuerpos espaciales, ocho fueron clasificados como de potencial peligro, conforme a sus dimensiones y lo cercanos que podrían pasar con relación a la órbita celeste. Neowise forma parte de un vehículo espacial que se mantuvo en hibernación desde el 2011 hasta el mes de septiembre del 2013. Fue puesta en activo de nuevo con el objetivo de detectar objetos especialmente riesgosos que se encuentren próximos a la Tierra.

Una de las particularidades más destacadas de este telescopio espacial es su capacidad para captar la luz infrarroja, tecnología que le permite realizar cálculos más exactos de los tamaños y composiciones de los asteroides, en especial, evaluando una firma de calor que desprenden estos cuerpos siderales. Se sabe que el proyecto Neowise, dirigido por la NASA, ha logrado descubrir y catalogar a unos cuarenta objetos próximos a nuestro mundo, tan solo en su primer año de estar en activo. Ocho de los cuerpos detectados han sido catalogados como asteroides de riesgo potencial, según sus dimensiones y lo cercanas que sus órbitas podrían quedar de la órbita de nuestro planeta.

Pero además, la misión Neowise ha logrado clasificar de la misma manera 245 objetos próximos a nuestro mundo, de los que ya se tenía conocimiento. En el periodo referido, desde diciembre del 2013 al mismo mes, un año más tarde, el telescopio Neowise logró descubrir tres cometas inéditos y captó a otros 32. De entre ellos, sobresale el cometa que ha devenido el más radiante del firmamento nocturno desde inicios del año en curso, nos referimos al cometa C/2014.

Es característico de Neowise que siempre está orientado al cielo del alba y del ocaso, es decir, está posicionado de manera perpendicular a la línea que trazan nuestro planeta y su estrella. Tal perspectiva hace que sea más sencillo para este telescopio espacial la detección de asteroides y otros cuerpos siderales que se interpongan en especial, en las proximidades de nuestro mundo. La nave espacial WISE, entró en una etapa de hibernación hace cuatro años y solo en 2013, fue reactivada y renombrada como Neowise. De manera que le fue asignada otra misión, ahora concentrando los esfuerzos de la NASA para detectar objetos próximos a nuestro planeta, potencialmente riesgosos.