Seguro que la mayoría de nosotros no nos hubiésemos imaginado que una realidad como esta fuese posible. Pues lo cierto es que los mares y océanos, lugares donde supuestamente apenas pasa nada, donde barcos con distintos fines los atraviesa y donde miles de especies animales marinos viven, se han convertido en un vertedero enorme. Unos estudios realizados hace muy poco han dado unos resultados tristes, ya que alrededor del mar de todo el mundo se calcula que haya casi 300.000 toneladas de plástico.

Según algunos investigadores de 5 Gyres Institute se necesitarían once mil camiones para retirar de las aguas todos los residuos plásticos que hay en ellas. Parece mentira imaginar que hasta en los lugares más profundos y perdidos de los distintos océanos se puede hallar algún resto, alguna huella de carácter contaminante de la humanidad. Esto ha sido dicho por un estudio publicado por la Royal Society Open Science.

Sin embargo, y pese a diversos estudios realizados a lo largo del tiempo, los científicos se preguntaban dónde podía estar todo ese plástico que faltaba, ya que los resultados revelaron cifras menores de las que se esperaban. La respuesta parece encontrarse en millones de fibras microscópicas de plástico por cada kilómetro cuadrado. Aquellas cantidades que esperaban encontrarse y no se encontraban, parecen haberse desmenuzado en fibras microscópicas con el paso del tiempo.

Anna Sánchez Vidal, una mujer que ha participado en el Grupo de Investigación Reconocido de Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona, ha explicado que estas cantidades de plástico que tenían paradero desconocido, se encuentran muy lejos de de las zonas de procedencia y que podían estar desde la Antártida hasta el Ártico.

Esta realidad se convierte obviamente en un problema para el medio ambiente, especialmente, la basura marina que contiene plástico por lo que los ecosistemas marinos se ven afectados. Los investigadores de este estudio han realizado un cálculo que ha dado como resultado que el área que más contiene cantidad de plásticos acoge a más de 300 kilómetros cuadrados de superficie. Para llegar a este resultado, tuvieron que analizar muestras de corales y sedimentos profundos de los distintos mares. #Ecología