El cosmos puede no haber tenido comienzo, de acuerdo a lo que propone un nuevo esquema cosmológico que incluye correcciones de tipo cuántico para optimizar el modelo planteado por la teoría de la relatividad, concebida por Einstein. Este nuevo modelo, de acuerdo a los autores del mismo, es capaz de explicar también la presencia de la energía oscura y la materia oscura.

De acuerdo a la teoría más aceptada acerca del origen del cosmos, la de la relatividad general, este último tendría unos 13, 800 millones de años. Inicialmente se pensó que todas las cosas que existen se concentraban en un mismo punto, pequeño y de infinita densidad. Solo cuando dicho punto se expandió, debido a la Gran Explosión, el famoso Big Bang, fue que el universo comenzó su formal desarrollo.

Y aunque el Big Bang, aparece de manera casi inevitable de los cálculos matemáticos vinculados a la relatividad, algunos investigadores lo piensan como un elemento problemático, ya que las matemáticas solo son capaces de explicar lo que aconteció tras presentarse esta singularidad y no antes de ella, o en justo cuando se estaba manifestando.

Ahmed Farag Ali, profesor de una universidad egipcia, comentó al portal Phys.org, que el acontecer del Big Bang es el problema más acuciante para los teóricos de la relatividad general. Y es que, de acuerdo a este experto, las leyes de la física parecen no tener sentido antes de la gran explosión.

Ali, en colaboración con Saurya Das, profesor de una institución universitaria canadiense, han publicado un artículo en el Physics Letters B, en el cual proponen que el acontecimiento del Big Bang, puede ser solucionado con un novedoso modelo, en el cual, el cosmos no tendría comienzo, ni final.

Pero los responsables de la investigación aclaran que su propuesta cosmológica, no se basa simplemente en una eliminación sin más de la Gran Explosión para explicar la naturaleza del universo. Ali y Das se basan en planteamientos del científico David Bohm, quien aportó mucho al discurso filosófico de la física. Bohm, desde la década de 1950, ensayo el reemplazo la ruta más corta entre dos puntos, sobre una superficie curva- las llamadas geodesias clásicas-, con innovadorastrayectorias cuánticas.

Apoyados en estos planteamientos teóricos y complejas ecuaciones, Ali y Das elaboraron su particular modelo cosmológico, el cual, no solo prescinde del Big Bang, sino también el llamado Big Crunch, es decir una gran contracción del universo, en un solo punto de densidad ilimitada.