Científicos surcoreanos han conseguido desarrollar un novedoso tipo de acero. Es un metal de baja densidad y mayor dureza, ligereza, y flexibilidad que el acero normal, mismo que tiene diferentes usos industriales. El equipo de investigadores que logró este hallazgo, dio a conocer el desarrollo de este trabajo en la revista Nature. Se anticipa que este acero de vanguardia, reemplace paulatinamente al acero convencional en algunas prácticas como la fabricación de vehículos aéreos o terrestres.

Uno de los usos principales que se hacen del acero, es la fabricación de coches. Y si bien dominio en este campo ha disminuido en años recientes, se ha encargado a numerosos ingenieros la tarea de hallar un metal que lo sustituya, para lograr la fabricación de autos más ligeros. El asunto que más preocupación despierta en los fabricantes de coches, es el peso de los vehículos. El acero es un metal muy pesado por estar integrado básicamente de hierro y el añadido de metales complementarios lo hace más débil y con una menor flexibilidad.

En una nueva tentativa por optimizar este metal, los científicos hallaron una combinación que deriva en un acero de mínima densidad, que además es sumamente resistente y presenta una mayor flexibilidad con relación a aleaciones basadas en el titanio, que son más costosas de producir.

La clave del hallazgo radicó en la estructura usada para la creación del combinado de metales, en especial durante la etapa del calentamiento y en la mezcla de los ingredientes elegidos. Gracias a ello, los investigadores, pertenecientes al Institute of Ferrous Technology, usaron la típica combinación de aluminio, hierro, manganeso y carbono, y posteriormente adicionaron níquel.

Con respecto a este último elemento, los especialistas han hallado que el níquel genera una reacción con el aluminio, derivando en la aparición de cristales B2, de dimensiones nanométricas. Estos cristales surgen entre los granos de acero que aparecen en los procesos de fabricación de acero convencionales. Para cerciorarse que esos cristales se propaguen de modo homogéneo en el metal, los científicos revisaron muestras del mismo usando microscopios electrónicos.

Los expertos en química saben de la gran resistencia que ofrecen los cristales B2, con respecto al corte, por lo cual el acero que cuenta con tales cristales debe de ser de gran resistencia y eso es lo que los científicos lograron comprobar, con el desarrollo de esta nueva aleación.

El producto de estos trabajos ya ha sido solicitado por POSCO, una de las principales firmas productoras de acero a nivel mundial, para evaluar la posibilidad de usar este acero de vanguardia en la fabricación de vehículos aéreos y terrestres. #Tecnología