Una prueba científica realizada con pollos, indica que esta pauta mental puede ser algo innato y que ha evolucionado desde hace millones de años. Los humanos tienen la costumbre de representar en el espacio los números de izquierda a derecha. La cuestión es si acaso tal secuencia numérica mental es de tipo innato, o bien, es una mera derivación cultural.

Se trata de un asunto en el que los científicos no han llegado a un punto de acuerdo. Un nuevo estudio llevado a cabo en universidades italianas, utilizando curiosos sujetos experimentales, un grupo de pollos, podría ayudar a responder este interrogante.

El experimento, detallado en la publicación Science, expone que los pollos apenas nacidos pueden asociar ciertos valores numéricos con relación al espacio a la izquierda, mientras que valores numéricos mayores, los asocian con el espacio ubicado a su derecha. Tal descubrimiento señalaría que los pollos utilizarían el mismo patrón numérico mental que los humanos.

En primera instancia, los científicos hicieron que los pollos se familiarizaran con el número 5 y posteriormente, al mostrarles dos distintos panales, uno a la derecha y uno a la izquierda, que tenían una ilustración con el número 2, los pollos se acercaron más al de la izquierda, buscando obtener una recompensa alimenticia.

En una segunda etapa, les fueron mostrados a los pollos dos paneles iguales, ambos con un valor mayor a 5, más precisamente el número 8. En esta ocasión la mayoría de los pollos seleccionó el panel de la derecha. Después, los científicos repitieron la prueba utilizando el número 8 como valor menor, el 32 como el valor más grande y el 20 como valor neutral. Luego de hacer que los pollos de familiarizaran con el número 20, se halló que la mayoría de los #Animales elegían el panel de la izquierda, cuando ambos paneles tenían el valor menor y en cambio, seleccionaban el de la derecha, si este exponía el valor más alto.

Considerados de manera conjunta, estos descubrimientos indican que el hábito de mapear referencias numéricas de izquierda a derecha de acuerdo a una secuencia numérica en la mente, podría ser algo inherente a la naturaleza de los seres vivos pensantes, sin que sea relevante en este caso, el condicionamiento cultural.

Los científicos también consideran que la asimetría del cerebro pudo haber influido en la definición de las líneas numéricas mentales, desde tiempos inmemoriales. De acuerdo a los autores de la investigación, la tendencia de posicionar los valores menores a la izquierda y los valores mayores a la derecha, muy seguramente fue evolucionando desde hace millones de años, incluso desde un momento previo a que nuestros ancestros animales, se separaran de los que dieron lugar a las modernas aves.