Valorada en millones de euros la pintura se envió como obsequio navideño por 30. Fue hurtada en el 2001 del Centro Pompidou.

Una obra de Pablo Picasso titulada "La Coiffeuse" (La peluquería), misma que fue robada en el 2001 del Centro Pompidou de París, ha sido hallada en instalaciones aduaneras del puerto de Newmark, en Nueva York.

De acuerdo a un reporte de The New York Times, la pintura, realizada en 1911, fue hallada el pasado mes de diciembre, luego de que un grupo de contrabandistas deseaba introducirlo a la Gran Manzana en un empaque que tendría que llevar juguetes o artesanías. Las autoridades piensan que el cuadro venía desde Bélgica.

"La Coiffeuse", de acuerdo a los especialistas, tiene un valor de mercado de 2.5 millones de dólares y pertenece al gobierno de Francia. Se hallaba en el Centro Pompidou de la Ciudad Luz, pero en el 2001, los responsables de este recinto cultural reportaron el hurto de la famosa pintura.

Este "Picasso" fue recibido el 18 de diciembre en Newark, en Nueva Jersey y se tenía previsto llevarlo a unos almacenes comerciales de Long Island City. De acuerdo al diario mencionado, en enero pasado, especialistas del Pompidou viajaron hasta Nueva York para revisar el cuadro y comprobar que efectivamente era "La Coiffeuse".

Esta pintura, valuada en millones de dólares, había sido enviada como regalo navideño por solo 30 euros. El empaque donde iba "La Coiffeuse" llevaba una etiqueta con las siguientes palabras "#Arte-artesanía-30E-Feliz Navidad". Buscaba dar la impresión de que se trataba de un obsequio navideño que tenía un costo de 30 euros. Esto lo aseveró la fiscal Loreta Lynch.

La pintura de 33 cm x 46 cm fue detectada en un centro aduanal y enviada a una división policial, encargada del tráfico de creaciones artísticas. Lynch asegura que hallaron un auténtico tesoro, aunque no quiso dar detalles acerca de a quién iba dirigido el paquete.

La pintura se conserva en un recinto en condiciones especiales, en la zona de Brooklyn. El gobierno estadounidense ha decomisado el cuadro para evitar que se apoderen de él delincuentes y termine en el mercado informal. De esta manera podrá ser devuelto, en breve a su legítimo propietario señaló Lynch. La misma fiscal agradeció el apoyo recibido en esta investigación por el gobierno de Francia y el Centro Pompidou.