Es una roca de extraña apariencia que fue hallada en Marruecos. Se le conoce como "Belleza negra". Podría tener una antigüedad de 4,400 millones de años.

Definitivamente, la roca denominada de manera científica como NWA 7034, no es un fragmento geológico convencional. Fue encontrada hace tiempo, en el desolado desierto de Marruecos y se ha comprobado su procedencia extraterrestre.

Los científicos han detectado que su antigüedad es prodigiosa: por lo menos tiene 4, 400 millones de años. Pero no solo por ello es una pieza sorprendente. Una reciente investigación revela que esta roca, también conocida como "Belleza negra", procede de las vacías llanuras de Marte. En efecto, se trata de un fragmento de corteza marciana, caracterizada por vastas áreas de arena y cosas dispersas.

De acuerdo a un artículo dado a conocer por la revista Icarus, los científicos afirman que, los estudios espectroscópicos efectuados en este formidable meteorito, coinciden plenamente con los resultados obtenidos en análisis similares, enfocados al territorio marciano, utilizando sondas espaciales. Cabe recordar que las vastas llanuras del planeta rojo, están cubiertas con una delgada capa de arena, y por ello muchas rocas que hay debajo, quedan expuestas.

Según Kevin Cannon, científico de la Universidad de Brown y principal responsable de este estudio, "Belleza negra" nos deja saber acerca del fondo de rocas que se encuentra oculto, debajo de la rojiza arena de Marte. Cuando los científicos iniciaron los análisis de la roca NWA 7034, hace cuatro años, se percataron de inmediato que estaban frente a algo fuera de lo común. Se comprobó que, efectivamente, se trataba de un auténtico náufrago espacial llegado de nuestro planeta vecino.

Pero además, los investigadores observaron que era una roca marciana muy diferente a otras de las que se han descubierto en la Tierra. Antes de "Belleza negra", prácticamente todos los meteoritos marcianos habían sido catalogados como de tipo "SNC" (es decir, shergotitas, nakhlitas y chasignitas). Se trata de rocas ígneas, integradas por materiales volcánicos solidificados.

En cambio, "Belleza negra" es más bien una brecha, esto es, una combinación de distintas clases de materiales rocosos triturados y soldados entre sí, a partir de una matriz de tipo basáltico. De modo que, NWA 7034 incluye materiales de procedencia sedimentaria que coincide al cien por ciento con los resultados obtenidos al analizar rocas marcianas. Esto se ha sabido gracias a diferentes misiones espaciales, como la del rover Curiosity, que desde hace tiempo explora la superficie de Marte, en busca de materiales geológicos para analizar.