El próximo día 20 de marzo acontecerá un espectacular fenómeno astronómico que, sin embargo, puede tener consecuencias negativas para el continente europeo. Se trata de un eclipse total de sol que ha puesto en alarma a todo el sistema de electricidad del Viejo Continente, puesto que el acontecimiento estelar podría dejar sin energía a varias naciones de aquella parte del mundo.

Según lo que reporta el diario The Financial Times, el fenómeno iniciará a las 8:40 y se prolongará hasta las 12:50 horas. Durante este lapso países como Alemania, que fundamentan su abastecimiento de electricidad en generadores de energía renovable, podrían quedar a oscuras y sin energía. Todo ello por la ausencia de la luz solar.

De acuerdo a lo reportado por el sitio web RT, en solo media hora de haber comenzado el eclipse, la energía generada por las plantas europeas podría reducirse de 17.5 a 6.2 gigavatios, por lo cual la red energética de aquella región del orbe tendrá que solventar los efectos del fenómeno astronómico.

Se calcula que el 20.5 de la energía eléctrica que se obtiene en Europa depende del Sol y esta no es la primera ocasión que se ha visto en riesgo. El sitio web mencionado indica que en 1999 se vivió un evento parecido.

Los especialistas están convencidos que este eclipse de sol podría derivar en severas dificultades de suministro eléctrico en distintas naciones europeas. El aumento en las inversiones que se han realizado en energías renovables, en años recientes, ha derivado en que mucha de la infraestructura actual del sistema energético europeo, sea "verde".

La cuestión es que tales sistemas "verdes" dependen de las circunstancias climatológicas y no existe todavía un medio para almacenar esta clase de energía.

De manera que el eclipse solar del 20 de marzo será un verdadero desafío para los sistemas eléctricos del continente europeo. Todos en aquella parte del globo están preocupados de un modo u otro. En realidad Italia y Alemania serían los países más afectados por este fenómeno, ya que tienen una mayor dependencia de la energía solar, a comparación de otras naciones de ese mismo continente.

Como quiera que sea, el eclipse solo será visible totalmente en el norte de Noruega, Suecia y Finlandia y en las Islas Feroe. En el resto de Europa, la parte norte de África y Rusia, apenas se observará el 90 por ciento de la superficie solar cubierta.