Parece ser que una nueva tendencia comienza a hacerse patente en el entorno militar de los Estados Unidos. Se trata de la utilización de ingenios robóticos en lugar de seres humanos, para emprender las labores de mayor riesgo en situaciones bélicas. Un reciente ejemplo de lo anterior, lo tenemos con el proyecto SAFFIR, un sorprendente robot bombero de los marines estadounidenses.

SAFFIR (Shipboard Autonomous Firefighting Robot) es un artefacto robótico de un metro ochenta centímetros de altura y un peso aproximado de 65 kilogramos. Es capaz de desplazarse en superficies accidentadas y de poca estabilidad, como es el caso de las cubiertas de embarcaciones. SAFFIR puede sin problemas abrir y cerrar puertas, manejar mangueras, manipular escotillas y muchas otras tareas útiles para extinguir incendios.

Este curioso robot bombero de la Armada de los Estados Unidos, cuenta con diferentes cámaras que le permiten la detección de objetos variados, aún en ambientes repletos de humo. También está dotado de sensores para calcular la temperatura del ambiente, determinando los parámetros indispensables que permitirían la supervivencia humana en un ambiente de incendio.

Pero además, otro aspecto destacado de este robot bombero, que será utilizado en bases costeras de los militares estadounidenses, es que contará con el apoyo de un dron especial que le ayudará a detectar los focos de posibles incendios. Allí se trasladará SAFFIR para atender las emergencias y apagar las llamas. Este dron puede volar en los recintos de una embarcación, en largos pasillos y áreas oscuras, para identificar focos de incendio y apoyar a que el robot bombero llegue allí para apagarlos.

Este dron es denominado "micro-flyer" y lleva instalada una cámara de tipo RGB para detectar con alta precisión lugares exactos de una embarcación. También cuenta con una cámara de radiación infrarroja FLIR, que sirve para identificar si existe fuego en un recinto. Lo único negativo de este dron de apoyo para el robot bombero SAFFIR, es que, por ser muy pequeño- para poder realizar sus vuelos en espacios cerrados, principalmente-, sus baterías no ofrecen una gran duración, por lo cual, por el momento solo puede ofrecer una autonomía de diez minutos aproximadamente.

Una de las soluciones que los creadores de este sistema robótico han planteado, para extender el tiempo de funcionamiento del pequeño dron, es cambiar su diseño de hélices múltiples, por una sola hélice de mayor tamaño, pero que le de la posibilidad de realizar vuelos de hasta media hora, sin necesidad de recargar energía. #Tecnología