Europa es una luna del planeta Júpiter que, por sus condiciones astronómicas, ha generado un enorme interés en la comunidad científica de nuestro tiempo. Por ello no es de extrañar que la NASA, agencia espacial de los Estados Unidos, haya hecho de este satélite joviano su siguiente objetivo astronáutico.

NASA ha realizado de manera oficial una petición al congreso estadounidense para obtener un presupuesto de 30 millones de dólares, que le permita montar una primera misión a este lejano mundo. Europa es una de las lunas de mayor tamaño que existen en el Sistema Solar y uno de los cuerpos siderales que más interrogantes ha despertado en los científicos contemporáneos.

Ya en algunas investigaciones previas, la NASA había realizado ciertos análisis de Europa, pero en realidad, el acercamiento que la agencia espacial estadounidense había realizado a esta luna joviana, había sido indirecto. Se sabe que Europa es más pequeña que la luna de nuestro planeta, pero los expertos consideran que en el subsuelo de Europa puede haber ocultos, enormes depósitos de agua. Serían enormes océanos, escondidos por debajo de la helada capa que cubre este cuerpo astronómico.

Pero los investigadores van más allá y estiman que la totalidad de los océanos de Europa, podrían concentrar el doble de agua que la que tiene nuestro planeta y para muchos astrónomos y astrobiólogos, es el sitio más propicio en el Sistema Solar, para encontrar vida extraterrestre, aunque solo fuera a nivel microbiano.

Los científicos de la NASA tienen un enorme interés en conocer mejor los potenciales mares de Europa; la composición química de la arena parda que parece cubrir esta luna jupiterina y la dinámica geológica que dio como resultado la densa capa de hielo que cubre a este satélite natural. Esta misión a Europa, ahora oficialmente propuesta, es uno de los dos objetivos prioritarios de la NASA, la otra, es la exploración astrobiológica del planeta Marte.

De ser aprobada esta misión por los políticos de Estados Unidos, se ofrecerían más detalles acerca de cómo estaría organizada. De entrada se menciona que se trataría de un proyecto muy parecido al Europa Clipper, mismo que se ha estado desarrollando desde hace algunos años en Pasadena, California. También se dice que la sonda que sería enviada a la luna Europa, conseguiría mucho de su impulso astronáutico a través de poderosas celdas solares. También incluiría cámaras fotográficas, radares para penetración del hielo, espectómetros, espectógrafos y otros variados dispositivos de medición.