Expertos de la #NASA comprobaron que el polvo llegado de África es básico para el desarrollo de las zonas selváticas de América del Sur. Un satélite de la agencia espacial estadounidense y científicos franceses exponen por vez primera en modelo 3D las acumulaciones de polvo que viajan desde el desierto del Sahara hasta la selva amazónica, un evento natural que fertiliza las regiones selváticas de América del Sur.

Parecería increíble que las especies vegetales del Amazonas dependan del polvo llegado del Sahara. Una investigación se enfoca en ello y crea un modelo en 3D de la cantidad de polvo que vuela desde el desierto del Sahara hasta las selvas amazónicas, en un evento esencial para la flora de Sudamérica.

Los responsables de la investigación fueron científicos de las universidades de Miami y Maryland en USA, quienes usando capturas conseguidas con el satélite Calipso de la NASA y del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia, expusieron por vez primera en un modelo 3D, el polvo que realiza anualmente la travesía desde las áridas regiones del Sahara hasta los fértiles territorios del Amazonas.

Este fenómeno no es algo simplemente anecdótico ya que mucha de la riqueza de flora de las regiones selváticas sudamericanas, depende de los elementos fertilizantes del polvo del Sahara. Esto fue confirmado por la información obtenida por el estudio publicado en un reciente número de la revista Geophysical Research Letters.

La investigación ha servido para determinar que año con año caen sobre la región del Amazonas más de 22 mil toneladas de fósforo llegados del Sahara, el cual aporta fertilizantes indispensables para el equilibrio de la flora en las zonas tropicales.

La información obtenida con el satélite Calipso ha ayudado a desarrollar una recopilación de imágenes en 3D de esta forma de fertilización natural. El responsable de la investigación Hongbin Yu, especialista de la Universidad de Maryland, ha explicado que mucho del fósforo captado en esta travesía transoceánica llega de la zona de Bodele en Chad, una región que hace mucho tiempo estuvo cubierta por un lago. Allí se acumulaban rocas abundantes en fósforo.

Una referencia relevante de la investigación señala que, tras un tiempo de lluvias en el Sahara, se presenta, como parecería razonable, una reducción del polvo que se moviliza por la dinámica del viento. Por ello, podría pensarse que si el Sahara fuera una región con mayor humedad, el transporte entre océanos del fósforo sería menor y la Amazonia no tendría disponible el fertilizante indispensable para conservar su actual equilibrio.