Si odias las rupturas, es probable que tu cerebro las odie aún más. Algunas personas que pasan por la ruptura de una relación dicen que sienten dolor físico. Suena extraño, pero es la ciencia la que lo respalda. Un estudio demostró que las personas sienten dolor después de una ruptura porque se activa la misma zona del cerebro que alberga el dolor físico.

Un estudio publicado en el Journal of Neurophysiology encontró que ante el término de una relación el cerebro reacciona de igual modo que ante el dolor físico porque el cerebro no logra diferenciar entre un dolor y otro, pues se pone en activo la zona del cerebro responsable de albergar el dolor físico. Para descubrirlo se eligió a una docena de personas que recién habían pasado por una ruptura amorosa y se les mostraron fotos de sus ex novios con la intención de seguir los canales de dolor a través de las vías neuronales emocionales y físicas en el cerebro. Así, se descubrió que el cerebro da una indicación al cuerpo de que hubo una ruptura y que las rupturas en realidad duelen.

"Pasar por una ruptura también podría crear insomnio, aumento de peso, y en general disminuir el pensamiento crítico", dice el video BuzzFeedblue. Esto se debe al desplome natural del químico de la dopamina responsable de hacer sentir bien a las personas, a la oxitocina y a la liberación constante de la hormona del estrés, el cortisol.

El sentirse como si te hubieran dado una paliza al término de un amor es también un reflejo de cómo tu cuerpo responde al estrés en general. Por ejemplo, las personas que padecen asma pueden utilizar su inhalador más a menudo al enfrentarse a un rompimiento, mientras que aquellos con problemas digestivos pueden ser más susceptibles a los calambres y la pérdida de apetito.

También el dolor físico está relacionado con la dificultad de dejar ir a tu ex, porque al estar acostumbrado a que esa persona forme parte de tu vida, se transforma en una droga para tu cerebro, según la psiquiatra Brook Jackson de la Universidad de Texas, por lo que después de terminar una relación, los circuitos neuronales necesitarán tiempo para readaptarse a las nuevas circunstancias de la soltería. #Psicología