De acuerdo a un reporte del diario Siberian Times, hace poco se dio el aviso del hallazgo de los restos de un pequeño rinoceronte lanudo. Este sería el primer hallazgo de un ejemplar bebé de esta especie.

El descubrimiento fue realizado por un cazador en Siberia, Rusia. Los restos están en excelentes condiciones, lo cual facilitará los análisis de ADN que se planean realizar con este material, ayuden a comprender mejor la evolución de esta especie.

Los restos fueron descubiertos el pasado mes de septiembre por el cazador Alexander "Sasha" Banderov, en la corriente de un arroyo que desemboca en el río Semyulyakah, en la región de Sajá, Siberia.

El hallazgo de estos restos es relevante por varios motivos. Además de tratarse del primer ejemplar de rinoceronte lanudo bebé hallado en el planeta, el excelente estado en el que se encuentran, gracias al permafrost de la región, facilitará la realización de distintos análisis de ADN. De esta manera se comprenderá de mejor modo el crecimiento y la evolución que tuvo esta especie.

El rinoceronte lanudo habitó en el continente europeo y la parte norte de Asia durante el Pleistosceno hasta que se extinguió finalmente hace unos 10 mil años. El rinoceronte lanudo hallado por Banderov fue llamado Sasha, como un homenaje a su descubridor. El pequeños Sasha habría fallecido a una edad de 18 meses, aunque esta referencia será corroborada en algunos meses, una vez que concluyan los análisis de laboratorio.

Los científicos lograron identificar sin problemas un ojo, la boca y la nariz del animal. Así también se hallaron restos del par de cuernos que caracterizaban a este mamífero.

Un científico de la Academia de Ciencias de Sajá, Albert Protopopov, calificó el hallazgo como "formidable". De acuerdo a este experto, actualmente se pueden contar los rinocerontes lanudos de edad adulta que han sido encontrados en distintas partes del mundo, con los dedos de la mano, de tan escasos que son. Y además, nunca se habían hallado los restos de un rinoceronte lanudo joven.

Los científicos explican el hecho de que se hayan hallado principalmente ejemplares de rinocerontes adultos, por la poca tasa de mortalidad infantil que se presentaba en esta especie. Las madres protegían mucho a sus crías y tenían un ciclo de reproducción bastante lento.

El rinoceronte lanudo fue uno de los animales que existió hace 3.6 millones de años, antes de que otros mamíferos prehistóricos se desarrollaran en el norte europeo y asiático durante la Edad de Hielo. Uno de los fósiles más antiguos hallados hasta el momento, de esta especie fue encontrado en una meseta del Tíbet.