Hasta la fecha los científicos habían concentrado sus intentos por hallar vida fuera de la Tierra, en mundos parecidos a nuestro planeta. No obstante, un estudioso asegura que los extraterrestres podrían vivir en planetas distintos, de apariencia increíble. Se trata de mundos parecidos a globos oculares, los cuales, por sus condiciones naturales, son más propicios para fomentar la vida.

Los mundos parecidos a globos oculares tienen una de sus caras siempre orientada hacia la estrella que orbitan. El científico francés Sean Raymond comenta en el sitio web de temáticas científicas "Nautilius", que si uno pudiera viajar hasta uno de estos exóticos planetas, hallaría el sol fijo en una zona del cielo. Por lo consiguiente, uno de los lados de estos mundos permanece siempre en estado diurno y el otro en una eterna noche.

Raymond explica que los planetas con apariencia de globos oculares, pueden tener una temperatura cálida o helada. Los mundos "globos oculares" se hallarían más próximos a su estrella y experimentarían temperaturas más elevadas en su superficie. Y en tanto el lado iluminado tendría sus depósitos de agua hirviendo, el lado en tinieblas presentaría un congelado ambiente.

No obstante, el área ubicada entre ambas caras del planeta tendría condiciones idóneas para propiciar formas de vida, señala el científico francés.

En este sentido, un mundo "globo ocular" helado tendría una órbita mayor que la de uno de estos mundos cálido. Y aunque se especula que estos planetas cuentan con grandes reservas de agua, el calor que reciben no alcanza para que esta agua se mantenga en estado líquido.

Pero en el área que Raymond ha definido como "punto subestelar" se capta la luz solar indispensable para que se forme un estanque de agua líquida. Por este motivo, varios científicos, incluyendo a Rayumond, piensan que la vida podría presentarse en el subsuelo marino de estos cuerpos de agua o en las orillas de grandes estanques líquidos.

Esto abriría una nueva vía de investigación para que los astrónomos y astrobiólogos sigan investigando acerca de posibles formas de vida alienígena. Hasta la fecha, agencias espaciales como la NASA, han afirmado que puede ser factible que otros mundos tengan vida extraterrestre y que el nivel de habitabilidad que tengan esos planetas, depende de la distancia que tengan con relación a su astro y de su tamaño astronómico.

En los últimos cinco años el telescopio espacial Kepler ha identificado unos 5 mil exoplanetas con condiciones adecuadas para albergar formas de vida alienígena.