A la distancia, los anillos de Saturno aparecen como un gran disco metálico homogéneo. Luego de un análisis más minucioso, gracias a la sonda Cassini de la NASA, pueden observarse estructuras muy variadas en sus distintas escalas. Tales estructuras derivan de muchos factores, aunque con frecuencia las responsables de estas caprichosas formaciones son las abundantes lunas de Saturno.

Ciertas oscuras lagunas que se observan en las cercanías del borde izquierdo del anillo, son ocasionados por los satélites naturales Daphnis y Pan, en tanto que la división más considerable de Cassini, otra oscura zona más grande, entre los anillos A y B, derivó de una resonancia causada por el satélite natural Mimas, el cual orbita de manera externa a los anillos. Otra luna de Saturno que influye directamente en la estructura de los anillos de ese lejano planeta, es Prometeo.

Únicamente existen cinco cuerpos del Sistema Solar que se tenga registrado que posean anillos. El más famoso es Saturno; pero otros planetas también los tienen, casi todos ellos formados de polvo y gas. Ese es el caso de Júpiter, Neptuno y Urano. Uno más de estos mundos es Chariklo, uno de los planetas menores denominados como centauros. Son diminutos cuerpos astronómicos de roca, que tienen características propias de los cometas y los asteroides.

Los astrónomos hace poco captaron un sistema de anillos alrededor de Chariklo. Fue considerado un descubrimiento asombroso, puesto que se pensaba que los centauros son más bien poco activos. Recientemente, científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) identificaron un segundo sistema de anillos alrededor de otro de los planetas centauro, Quirón.

A finales del 20911, los astrónomos observaron un ocultamiento estelar en el que Quirón pasó por delante de un astro radiante, obstaculizando durante breve tiempo su luminosidad. Los científicos realizaron un análisis de las emisiones de luz de ese astro y la momentánea sombra generada por Quirón y las particularidades ópticas reconocidas indican que tal planeta centauro puede tener un disco de escombros que rodeándolo.

Hallado por los científicos en 1977, Quirón fue el primer planeta denominado como Centauro, evocando a un ser mitológico mitad hombre y mitad caballo de los antiguos griegos, se encuentra principalmente entre las órbitas de Plutón y Júpiter. En la actualidad, los astrónomos calculan que existen más de 44 mil planetas centauros en el sistema solar.  #Investigación Científica