El vehículo aéreo Solar Impulse 2 tratará de completar el primer vuelo de un avión alrededor del orbe sin usar combustible convencional. Se trata de una aeronave suiza impulsada por energía solar que despegó este lunes desde Abu Dhabi, intentando algo histórico: viajar alrededor del mundo en avión sin utilizar una sola gota de combustible.

André Borschberg es quien fundó Solar Impulse y de hecho se hizo cargo de los controles del vehículo de una sóla plaza, al despegar del Aeropuerto Ejecutivo Al Bateen. Borschberg intercambiará el mando del Solar Impulse 2 con el cofundador de la firma, Bertrand Piccard, en algunas de las escalas que se tienen anticipadas cada 35 mil kilómetros.

Los pilotos suizos afirmaron recientemente en un comunicado a los medios, que esperan fomentar el reemplazo de tecnologías convencionales, altamente polucionantes, con tecnologías emergentes mucho más eficientes y limpias. La travesía alrededor del mundo que ha iniciado el avión Solar Impulse 2, inició y concluirá en Abu Dhabi, ciudad de los Emiratos Árabes Unidos.

Cabe recordar que Solar Impulse estuvo tras el primer avión que logró volar día y noche sin necesidad de combustible, usando únicamente energía solar.

Para este viaje alrededor del orbe se usará una nave Si2, vehículo monoplaza que está construido con fibra de carbono. Incluye 17 mil 248 celdas fotoeléctricas que ofrecen energía renovable a la aeronave. Se trata de celdas solares recargan varias baterías de polímero de litio. Cada una de estas baterías pesa aproximadamente 633 kilogramos.

El Solar Impulse 2 cuenta con alas de una extensión de 72 metros, lo cual supera al tamaño de un Boeing 747, pero tiene un peso de apenas 2, 300 kilogramos, es decir, aproximadamente el peso de un coche. Ciertas etapas de la travesía, como el paso entre los océanos Atlántico y Pacífico, podrían requerir cinco días continuos de traslado aéreo en solitario.

Borschberg y Piccard tienen proyectado realizar escalas en naciones como China, Birmania, India y Oman antes de realizar el cruce del Océano Pacífico a Hawái. El Solar Impulse 2 llegará a una altitud de 8 mil 500 metros, en vuelo, durante el día, con el objetivo de captar los rayos solares, y por las noches descenderá a los mil 500 metros, cuando tenga que volar sobre el mar. #Tecnología #Ecología