Investigadores de la Universidad de Cornell han registrado 137 gérmenes para identificar cómo es que cada forma de vida refleja de manera particular la luz del Sol.

Se trata de un gran compendio de huellas dactilares de la reflexión, con respecto a organismos individuales para así facilitar la identificación de seres microscópicos parecidos, en mundos distintos a la Tierra.

Según Lisa Kaltenegger, experta en astronomía de la Universidad de Cornell, es una base de datos que nos brinda el primer atisbo a la apariencia que podrían tener otras formas de vida ajenas a la Tierra. Si acaso seres alienígenas que habitaran un mundo distante varios años luz, dirigieran sus telescopios hacia la Tierra, podrían estudiar la luz del Sol reflejándose en su superficie. A tal luz se le conoce como el espectro o color de ese planeta.

El espectro de nuestro mundo sería de una tonalidad verdosa, según Kaltenegger, puesto que una zona significativa de la superficie terrestre se encuentra cubierta de vida vegetal de color verde. De acuerdo a tal observación, los astrónomos extraterrestres podrían determinar qué clase de formas de vida hay en la Tierra.

Ese sería el procedimiento que proponen ahora los astrobiólogos para determinar, de acuerdo a los espectros que manifiestan, qué clase de formas de vida tienen los mundos alienígenas. Este novedoso catálogo de seres microscópicos de acuerdo a su reflexión de la luz, ofrecería a los astrónomos

Así como los espectros de color de los seres microscópicos terrestres se proyectan a distancias cósmicas, de esta manera los científicos terrestres podrían comparar tales espectros de seres conocidos, con los detectados en mundos lejanos según el espectro que exponen.

El análisis de los espectros de los seres vivos terráqueos, podría darles a los investigadores una valiosa idea de cómo el espectro de la vida se proyectaría en mundos lejanos.

Para la creación de este ambicioso registro de espectros microbianos, los científicos se valieron de un dispositivo esférico en el que irradia luz sobre los seres microscópicos. Así se captura el diferente modo en el que cada microorganismo refleja la luz solar, más allá del ángulo en el que se estudie a la muestra en cuestión.

Los científicos que participaron en la elaboración de este catálogo hallaron que cada organismo cuenta con un espectro de color un tanto distinto, tal y como cada persona tiene huellas dactilares diferentes. #Investigación Científica