Científicos del Instituto de Física de Altas Energías (IFAE) en España, han terminado una investigación con mediciones obtenidas gracias al experimento ATLAS. Este último estuvo enfocado al descubrimiento de la llamada materia oscura con el Gran Colisionador de Hadrones (LHC).

Específicamente se han utilizado "monojets", es decir, cierta clase de eventos propiciados en las colisiones de elevada energía del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN). El objetivo de estas pruebas es esclarecer el surgimiento de las partículas WIMP, las cuales se piensa están relacionadas con la formación de la materia oscura.

Así también, los científicos han usado este mismo método para la búsqueda de partículas supersimétricas, también denominadas como "nuevas dimensiones espaciales". Aprovechando la nueva etapa de uso del LHC, tras dos años de reparaciones, este nuevo procedimiento parece ser muy prometedor para la búsqueda de partículas e inéditos fenómenos de la nueva física.

La materia oscura es una extraña variante de materia que no absorbe ni emite luz. La existencia de este misterioso elemento del cosmos, se ha inferido por referencias indirectas, como la medición de las velocidades de ciertos astros en lejanas galaxias, o de galaxias ubicadas en cúmulos. Estos últimos revelan una especial discrepancia entre la masa, determinada por sus efectos gravitacionales, de acuerdo a los postulados de Newton y calculada a partir de la luz que emiten.

Se tiene conocimiento de esa discrepancia desde la década de 1930 y no ha podido ser explicada por las fuentes de la materia convencional en el cosmos. En última instancia, se piensa que la esquiva materia oscura es responsable del 25 por ciento de la energía que existe en el cosmos.

Ciertas partículas denominadas WIMP, son fuertes candidatas para constituir la materia oscura. Se trataría de partículas de relativo peso. Considerando que en el LHC se podría generar materia oscura haciendo colisionar protones, el problema sería que, al tratarse de elementos que interactúan muy débilmente, la materia oscura podría escapar sin ser captada en las pruebas experimentales.

Por lo anterior los investigadores del LHC tratan de detectar la presencia de las WIMP, cuando se manifiestan acompañadas de otras partículas diferentes, como por ejemplo los gluones. #Investigación Científica