Un equipo de especialistas en física ha elaborado un modelo de "colapso cosmológico" el cual anticipa que el cosmos cesará de expandirse. Pero no solo eso, ya que en cierto instante colapsará sobre sí mismo, en un evento denominado "big crunch", destruyendo la materia tal y como se nos manifiesta.

Las estimaciones de estos científicos señalan que este catastrófico evento es inevitable, aunque sucederá en decenas de miles de millones de años, por lo menos. No obstante, desde una perspectiva cosmológica, es un periodo más bien breve.

En un texto incluido en la revista "Physical Review Letters", los científicos Antonio Padilla y Nemanja Kaloper, han dado a conocer el modelo de colapso cosmológico y revisado sus consecuencias, en este caso, incluyen una interpretación de la materia oscura.

En declaraciones de Padilla concedidas al portal Phys.org, el físico comenta que, el hecho de que se estén captando finalmente restos de la energía oscura, podría ser considerado como una señal de la muerte inevitable del universo. Lo que resta es intentar el cálculo de la muerte definitiva del cosmos.

Sin embargo, el corazón de este estudio no es tanto el instante preciso en el que el cosmos va a finalizar, sino el modelo usado para analizar este fenómeno. Se trata de un esquema teórico que puede ayudar a los científicos a comprender cómo se llevan a cabo varios procesos físicos del universo.

Una de las cuestiones que Padilla, Kaloper y sus colaboradores están analizando es la siguiente ¿Cuál es la causa de que el cosmos esté experimentando una expansión a ritmo tan acelerado? ¿Será la energía oscura la responsable de esta vertiginosa dinámica?

Se trata de preguntas que están vinculadas con el asunto de la constante cosmológica, otro de los desafíos teóricos de la astrofísica contemporánea. Los teóricos desean saber si acaso la densidad de energía en el vacío del cosmos que se avecina, es la causante de que la expansión sea más grande de lo que se percibe.

A juicio de Padilla, con estas investigaciones se está abriendo una nueva vía de análisis del problema central de la física moderna, el de la constante cosmológica. De acuerdo a la dinámica que se observa en el secuestro de energía que genera el vacío, se sabe que el cosmos se colapsará sobre sí, pero no se sabe aun exactamente cómo se producirá este cataclismo. #Investigación Científica