Se trata de una estrella que se desplaza a una velocidad de 1,200 kilómetros por segundo. Es un movimiento tan vertiginoso que podría liberarse de la gravedad de la Vía Láctea.

Los astrónomos consideran que su veloz desplazamiento se debe a que fue arrojada de su sistema por el estallido de una supernova termonuclear. El estudio dedicado a este astro sui generis, ha sido dado a conocer en la revista Science.

Las estrellas similares al Sol se vinculan a la Vía Láctea y orbitan con respecto a su centro a velocidades medianas, es decir, a solo unos cientos de kilómetros por segundo. Solamente unos cuantos astros de gran velocidad se tienen identificados por desplazarse a ritmo tan acelerado que no se encuentran vinculadas a ningún sistema.

Lo anterior quiere decir que no orbitan con relación a ninguna galaxia, sino que son capaces de escapar a las fuerzas gravitacionales galácticas para deambular de azarosa manera por el cosmos.

Eugene Magnier, de la Universidad de Hawái, comenta que a esa velocidad, se podría llegar desde nuestro planeta a la Luna en solo cinco minutos. Los expertos piensan que un contacto con un agujero negro supermasivo en el corazón de nuestra galaxia podría ser el evento que arroja a estos astros fuera de la Vía Láctea. Sin embargo, en el caso de esta veloz estrella todo parece ser distinto.

El grupo de investigadores encabezado por Stephan Geier, del Observatorio Europeo Austral, detectó el astro hiperveloz denominado como US 708 con la ayuda del telescopio Keck II. Este último se ubica en Hawái y con él se pudo calcular la distancia y velocidad que lleva esta formidable estrella.

US 708 se desplaza a una velocidad mayor que las demás estrellas de la Vía Láctea. Pero de acuerdo a la trayectoria de este objeto espacial, se sabe que el agujero negro supermasivo que se encuentra en el corazón de la Vía Láctea no pudo ser la causa de su asombrosa velocidad.

Esta estrella tiene otra característica especial, que la distinguen de otros astros extremadamente veloces. Se trata de una estrella de helio de rápida rotación, la cual se formó muy probablemente al interactuar con otra estrella cercana.

En ese sistema binario, US 708 transfirió helio a su compañera más pequeña hasta que la volvió supernova y la hizo explotar. Fue este evento el que lanzó a US 708 a su vertiginosa travesía. #Investigación Científica