Uno de los enigmas astrofísicos que se mantienen vigentes, es aquel relacionado con el desarrollo de las galaxias de tipo masivo compacto que abundaban en el cosmos primitivo. ¿Qué sucedió con estos cuerpos espaciales? Recientemente expertos de la Universidad de Tecnología Swinburne, anunciaron haber hallado una posible solución.

Alister Graham, profesor y experto en el tema, comenta que, cuando el cosmos era joven, existían numerosas de estas compactas galaxias de forma elíptica. Se trata de conglomerados que incluyen miles de millones de astros.

Por el tiempo que demora la luz en trasladarse por el vasto espacio, observamos a estas lejanas galaxias como eran en el cosmos temprano. No obstante, en el universo actual casi no se han detectado estas galaxias masivas compactas.

La explicación más aceptada acerca de este fenómeno es que con el paso del tiempo, la fusión de galaxias podría haber propiciado su desaparición y transformación en galaxias elípticas de mayor tamaño. Pero la verdad es que no se han presentado tantas colisiones entre galaxias como para justificar la disminución en la cantidad de estos compactos sistemas estelares en forma de esfera.

Los científicos de la Universidad Swinburne, encabezados por el profesor Graham, han dejado de lado esta cuestionable explicación, puesto que ahora ya han logrado identificar las galaxias faltantes. Lo que sucede, explica Bililign Dullo, otro de los autores del estudio, es que tales galaxias estaban ocultas a la vista de los telescopios. Estos cuerpos galácticos se encuentran cubiertos por discos de estrellas que posiblemente surgieron de las acumulaciones de gas hidrógeno y galaxias de menor tamaño a lo largo de los eones intermedios.

Tanto Dullo como Graham, consideran que, esos sistemas escondidos coinciden en mucho con la cantidad de galaxias compactas masivas en el cosmos primitivo. Y así, el profesor Graham asevera, en contraste con los grandes dinosaurios que había en nuestro planeta cuando aún era joven, estos "dinosaurios galácticos" en el cosmos no se han extinguido. Lo que sucede es que han quedado ocultos en el interior de discos vastos, más bien delgados, conformados de estrellas.

Por la gran cantidad de investigaciones que se están desarrollando con respecto a las galaxias modernas, se había hecho normal estudiar las galaxias individuales como si se trataran de cuerpos de un solo componente. No obstante, al desentrañar meticulosamente los elementos de cada galaxia, en específico su esferoide interno y el disco externo, los astrónomos hallaron finalmente la población faltante de galaxias.