Al periodo geológico dominado por los seres humanos se le denomina como Antropoceno. Los expertos consideran que inició aproximadamente en el año 1610, cuando se presentó un descenso fuera de lo habitual del dióxido de carbono planetario.

También aconteció un desplazamiento irreversible de animales y plantas de Europa a América. Todo ello es detallado en un reciente artículo incluido en la entrega más reciente de la revista "Nature".

Épocas previas iniciaron y concluyeron por circunstancias tan variadas como caídas de meteoritos, grandes erupciones volcánicas y el desplazamiento de las masas continentales. Las actividades de los humanos están alterando las condiciones naturales del mundo, pero la cuestión que se están planteando los especialistas es, si estas modificaciones forman parte de una fuerza geológica del mundo natural, que llevará al planeta a un inédito periodo que acaso dure millones de años.

Investigadores del University College London (UCL) en Inglaterra, han arribado a la conclusión de que los humanos se han transformado en una auténtica fuerza geológica.

De hecho estos científicos proponen que las actividades humanas han propiciado un nuevo periodo geológico. Según la perspectiva de estos expertos, para definir una época geológica se deben de solventar algunos criterios esenciales.

Lo primero es que deben documentarse alteraciones duraderas en el planeta. Los investigadores deben detectar y fechar una modificación general del ambiente, corroborado con evidencias materiales del entorno natural, como rocas, antiguos fragmentos de hielo, o vestigios de sedimentos en los fondos oceánicos. Esta prueba es tan reveladora como el rastro químico dejado por el meteorito que extinguió a los dinosaurios, de manera que es algo esencial.

Los responsables de la investigación realizaron una comparación sistemática de los principales efectos de las actividades humanas en los últimos 50 mil años, de acuerdo a los criterios señalados. En este caso, solo dos fechas de la historia humana cumplen cabalmente con estos parámetros. La primera fue en 1610, cuando se dejó sentir por vez primera el impacto del choque del Viejo y el Nuevo Mundo acontecido cien años atrás.

La segunda fue en 1964, cuando se sintieron por vez primera los efectos de los ensayos nucleares realizados por las grandes potencias del mundo. A final de cuentas los científicos determinaron que el candidato más significativo fue el año 1610 y así, esa fecha fue reconocida como el inicio del Antropoceno, la edad geológica definida por la actividad humana.

#Ecología #Investigación Científica