Un grupo de astrónomos ingleses piensa que la materia oscura podría estar integrada en el Sol. Esta sería una clave para entender sus misteriosas dinámicas.

Aunque las más modernas tecnologías apoyen la investigación científica, la naturaleza siempre se las arregla para ofrecer a los humanos motivos para reflexionar. En los últimos años, los astrofísicos del mundo han puesto su atención en el Sol y su complejo comportamiento.

En el campo de la astronomía contemporánea continuamente se registran fenómenos asombrosos y nuestra estrella es la protagonista de muchos de ellos. Los científicos están convencidos de que las más extrañas manifestaciones del Sol, son más valiosas no tanto por las respuestas que podrían ofrecer, sino por las fascinantes cuestiones que motivan.

Recientes análisis de las ondas internas del Sol, ofrecieron una sorpresiva revelación: allí abunda demasiado hidrógeno y helio, cuando en el interior debería haber sustancias distintas hasta 10 por ciento más pesadas.

Los investigadores, pertenecientes a la Universidad de Durham, en Inglaterra, consideran que la materia faltante podría estar relacionada con la enigmática materia oscura, en especial de un tipo denominado como asimétrico.

Los expertos piensan que esta variedad de materia oscura cuenta con una enorme diversidad de partículas, y por ello puede interactuar con otras materias más normales por medio de transferencias de impulso.

Si los investigadores consiguen la confirmación de que la materia oscura se acumula en nuestro astro, este hallazgo nos acercaría a una de las cuestiones básicas de la astrofísica, acerca de por qué existe el cosmos.

En la década de 1930 los astrónomos se percataron que la fuerza gravitacional derivada de las estrellas no era suficiente para que siguieran unidas, por lo cual, debía existir otra fuerza, probablemente invisible, que participara en el proceso.

Inicialmente esta idea fue considerada como algo fantástico y poco creíble, pero actualmente se tiene una certeza casi total de la existencia de la materia oscura y las invisibles fuerzas que de ella se derivan. Los astrofísicos de nuestro tiempo calculan que los átomos de la materia convencional no integran la masa suficiente como para generar la gravedad que existe en el universo, por lo cual tiene que existir otra clase de partículas que la propicien. He aquí entonces, la principal pista acerca de la existencia de la materia oscura.