El famoso genetista de la Universidad de Harvard, George Church, cobró gran celebridad hace unos años, luego de que una revista teutona diera a conocer que estaba en busca de una mujer que aceptara convertirse en progenitora de un bebe neandertal.

Esta iniciativa fue desmentida por el propio Church, puesto que solo lo propuso como un planteamiento teórico. Más allá de estas controversias, el proyecto que concentra la atención del científico en estos momentos, sí podría incluir una clonación pero no relacionada con una especie homínida desaparecida, sino más bien de un mamut.

Church y sus colaboradores han logrado insertar 14 genes de mamut, animal desaparecido hace millones de años, en el ADN de un elefante moderno. De acuerdo a lo que Church ha comentado al diario The Sunday Times, su propósito no es clonar un mamut lanudo, sino lograr la reconstrucción de su genoma, al analizar ADN de estos animales prehistóricos recuperado en el Ártico en distintos fósiles.

A continuación Church intentará replicar este material genético y colocar la copia en el ADN de un elefante vivo. Es de la variedad asiática, la más cercana por sus características al antiguo mamut.

Como resultado de su investigación, Church y sus colaboradores obtuvieron células de paquidermos vivos con ADN de mamut incluido. Ciertamente no nacerá ningún bebé mamut de este procedimiento genético, pero sí implica un paso más en el camino por conseguir este logro biológico.

El procedimiento que han utilizado estos científicos se denomina como CRISPR y consigue réplicas exactas de los genes. Las conclusiones del estudio aún no han sido dadas a conocer en ninguna revista científica y por ello Church acepta ante The Sunday Times, que les resta mucho por completar, antes de hacer la publicación oficial de sus resultados.

Obtener un mamut vivo o un animal muy cercano a este último, es uno de los sueños más acariciados por diferentes grupos de investigadores en el orbe, especialmente de Corea y Rusia. Esto se acentuó aún más luego de anunciarse que se había recuperado ADN en buenas condiciones de los restos de tejido de un mamut congelado. El ejemplar en cuestión fue hallado en Siberia.

Las ilusiones de los científicos aumentaron aún más, cuando se dio a conocer el hallazgo de tejidos musculares y restos de sangre de un mamut lanudo debajo del hielo de la isla rusa Liajovski. #Investigación Científica