Especialistas en arqueología de Francia y Egipto han hallado un tesoro escultórico en Egipto, en la zona arqueológica de Karnak, luego de explorar un pozo encontrado a finales del 2014, en las proximidades del templo de Pitah.

Esta investigación ha permitido recuperar más de 35 representaciones escultóricas, figurillas y objetos de metales preciosos, consiguiendo así un descubrimiento notable, tanto por el número como por la calidad de las piezas sacras que incluye este yacimiento.

Así también se emprendió un procedimiento totalmente novedoso de grabación durante las investigaciones, que hace factible la reconstrucción de cada etapa del hallazgo con enorme exactitud.

El Centro Franco-egipcio para la investigación de los Templos de Karnak abrió sus puertas para el estudio y restauración del edificio Amón-Ra en Karnak (Luxor). Desde hace siete años una iniciativa interdisciplinaria se ha enfocado al templo de Ptah, ubicado en la zona norte del templo de Amón-Ra.

Edificado en los tiempos de Tutmosis III, el templo de Ptah fue objeto de una integral restauración, ampliación y adaptación durante el periodo anterior al reinado del romano Tiberio. Este edificio está dedicado a la deidad Ptah, figura relacionada con la urbe egipcia de Menfis.

El plan de investigación ha comenzado su segunda etapa, la cual se enfoca en la arqueología y las excavaciones halladas hace poco en una favissa- depósito de objetos de culto- de aproximadamente dos metros, en la parte trasera del templo. Allí los arqueólogos descubrieron más de treinta estatuas, figurillas y objetos realizados con piedra caliza y en ocasiones oro. Tales piezas, muchas de ellas de culto, habían sido ubicadas rodeando la parte inferior de una representación escultórica de la deidad Ptah.

La cabeza de una estatua y la figura de una esfinge que muy probablemente representan a la deidad Imhotep, también fueron halladas en la zona superior de un pozo. También se encontraron vestigios de una estela en el borde de la fosa. Los vestigios de cerámica que identificaron los arqueólogos y las referencias epigráficas, indican que este tesoro escultórico del Antiguo Egipto descubierto en Karnak, data del periodo comprendido entre los siglos VIII y VII a de C., es decir, los inicios de la XXV dinastía egipcia. #Investigación Científica #Descubrimientos