Astrónomos afirman que el exoplaneta GJ581d, detectado en el 2009 y que órbita al astro Gliese 581 si es real. De modo que lo que se había asegurado hace un año, la no existencia de GJ581d, derivó de inexactas lecturas de las referencias astronómicas.

Inicialmente un mero candidato a planeta, GJ581d fue hallado utilizando un espectrómetro capaz de medir las oscilaciones, es decir, las diminutas modificaciones de longitud de onda de la luz producida por un astro, la cual se deriva de un mundo orbitando a su alrededor.

Hace un año científicos reevaluaron la información y afirmaron que este exoplaneta en realidad no era más que ruido cósmico derivado de grandes manchas estelares. En poco tiempo, la existencia de este hipotético mundo fue descartada por completo.

Recientemente, especialistas de la Queen Mary University of London (QMUL) con el apoyo de otra universidad inglesa, han cuestionado los procedimientos usados para determinar la existencia de GJ581d. Los métodos estadísticos usados en el estudio del año anterior para explicar la dinámica estelar, era sencillamente insuficiente para reconocer mundos de tamaño pequeño como el caso de GJ581d.

El procedimiento usado anteriormente ha servido en la identificación de mundos de mayor tamaño en ocasiones previas, porque los efectos que causaba en el astro eran tan notables como para negar las posibles inexactitudes de los resultados. No obstante, esto mismo hace que sea muy difícil hallar señales de otros mundos más pequeños próximos o en el interior del sonido ocasionado por la misma diversidad estelar.

Usando un modelo de mayor precisión en los datos actuales, los científicos han podido afirmar, con un alto porcentaje de certeza, que la señal emitida por GJ581d es real, más allá de la variabilidad de las estrellas.

En opinión del principal responsable del estudio, Guillem Anglada-Escudé, la posible existencia de este planeta es relevante porque se trata del primer mundo parecido a la Tierra hallado en la región del espacio denominada como "Ricitos de oro", orbitando otro astro, donde puede haber agua en forma líquida y es un ejemplo de cómo usar la técnica de Doppler.

Anglada-Escudé está convencido de que GJ581d se ha mantenido en órbita alrededor de la estrella Gliese 581 desde sus orígenes. Pero de cualquier modo, este caso hace necesario revisar algunos proyectos de búsqueda astronómica llevados a cabo en diferentes observatorios terrestres, para evitar errores y estudios mal encausados. #Investigación Científica