Una compañía de Tucson, Arizona está afinando detalles para iniciar un plan para hacer llegar en el 2016 a los primeros turistas a la estratósfera. Para ello usarán globos de tamaño nunca antes visto, de acuerdo de la revista Wired.

Quienes tengan esta experiencia podrán observar la curvatura de nuestro planeta, la oscuridad del espacio sideral y el alba, todo desde esas formidables alturas.

El más novedoso avance efectuado por la firma World View, ha sido llevar un colosal paracaídas, similar a un ala de parapente y con el apoyo de un globo volar de vuelta hacia la tierra en condiciones de limitada presión y densidad del aire. Este gran paracaídas llevó consigo experimentos de las universidades del Norte de Florida y Estatal de Montana, para evaluar dispositivos informáticos y de video en HD desde las alturas.

Sin embargo, el objetivo de este vuelo descendente fue probar la última fase de futuros tours tripulados que llegarán a los límites del cielo con el espacio. De acuerdo a lo publicado por la revista Wired, World View desea transportar a los pasajeros en una cápsula de vuelo unida a un globo hecho de polietileno repleto de aire y casi del tamaño de un estadio deportivo.

Este globo subirá hasta la altura mencionada para luego de dar un grato recorrido en esas regiones superiores de la estratósfera, proceder al regreso a tierra. Para ello en primera instancia usarán el mismo globo y posteriormente un paracaídas para arribar finalmente a tierra.

Sin embargo para que estos inéditos tours sean aprobados por las autoridades, la firma World View debe comprobar que este paracaídas especial, llamado "parawing", puede desplegarse correctamente y operar al mismo tiempo como un medio de seguridad y como un dispositivo de aterrizaje, bajando desde aproximadamente 30 y 500 metros.

El parawing se mantendrá bien extendido durante todas las fases del vuelo, en tanto que el globo será soltado de la cápsula durante la fase de aterrizaje, de acuerdo al plan de los directivos de World View. Para gozar de este tours al espacio cercano, los turistas no tendrán que recibir una capacitación especial, equipo sofisticado e incluso podrán gozar de un bar a bordo de la cápsula de vuelo. #Investigación Científica