El aumento de tamaño más significativo que experimentó el género homo en su desarrollo corporal, se dio hace decenas de miles de años, luego de que el Homo Erectus dejara el continente africano y en primera instancia la región denominada Koobi Fora, en Kenia. Esto es lo que ha concluido una investigación dada a conocer en la revista Journal of Human Evolution.

De acuerdo a Manuel Will, científico de la Universidad de Tubinga, el desarrollo evolutivo de los cuerpos de mayor volumen y piernas más largas, ya no puede ser considerado como el principal factor de las migraciones iniciales de los homínidos fuera del territorio africano para trasladarse a Eurasia.

Los científicos afirman que las conclusiones de un novedoso procedimiento de investigación- que se vale del análisis de diminutos fragmentos de fósiles-, para calcular la altura de nuestros más remotos antepasados y su volumen corporal, apuntan a que la gran variedad en el tamaño de los seres humanos actuales, surgió antes de lo que se creía.

Jay Scott, otro de los autores de la investigación, experto en Arqueología y Antropología de la Universidad de Cambridge, mencionó que lo que hallaron fue una característica particular de los humanos, el surgimiento de la diversidad. De acuerdo a las conclusiones del estudio, se pueden interpretar los resultados como la prueba de que ya había existían distintas especies entre los primeros humanos, como el Homo rudolfensis, el Homo ergaster y el Homo habilis.

Todo lo anterior se corresponde perfectamente con evidencias óseas recientemente obtenidas, las cuales señalan una enorme variedad entre los homínidos primitivos. La investigación realizada por Will, Scott y sus colaboradores es la primera en dos décadas que ensaya una comparación del tamaño de los homínidos ancestrales, con especies prehistóricas como el tigre dientes de sable y el mamut, criaturas de hace 2.5 y 1.5 millones de años.

También se trata de la primera ocasión en la que numerosos fósiles fragmentarios, muchos de ellos tan pequeños como tobillos y pies de unos 5 centímetros de longitud, han sido usados para determinar tamaños corporales.

En este sentido, ciertos grupos de homínidos primitivos como los que habitaron en cuevas sudafricanas medían en promedio 1.40 metros, mientras que otros que vivían en Koobi Fora, en Kenia, medían en promedio 1.82 metros de altura. #Investigación Científica