Es uno de los crímenes más famosos en la historia de la humanidad y lo es, en parte, por los enigmas que tiene asociados. Barry Strauss es un historiador que recientemente ha publicado el libro The Death of Caesar y allí expone que hubo un tercer involucrado en la muerte del famoso general romano Julio César. Tradicionalmente se ha considerado que solo Bruto y Casio fueron los responsables de este magnicidio.

Strauss propone que el militar Décimo Junio Bruto Albino, viejo camarada de guerra de Julio César, en específico en la campaña militar de las Galias, es el tercer involucrado en el asesinato del político romano. Si bien ya se le había mencionado alguna vez, como uno de los responsables materiales del magnicidio, Strauss es el primer experto en historia en identificarlo como instigador del crimen.

Strauss llegó a esa conclusión indagando en varias fuentes bibliográficas, por ejemplo, los textos de Nicolás de Damasco, un poco conocido historiador romano de aquellos tiempos, quien fue el primero que mencionó el homicidio de Julio César.

Strauss considera también que las célebres palabras "¿Tú también Bruto?" pronunciadas- de acuerdo a la tradición- por César al momento de ser apuñalado, realmente habrían sido dirigidas a Junio Bruto y no al vástago adoptivo de César, de acuerdo a como lo relata Shakespeare en su tragedia. #Investigación Científica


Julio César murió apuñalado el 15 de marzo del año 44 a. de C. en la entrada de la Curia de Pompeyo. Ese evento ha sido representado en las creaciones plásticas, las puestas teatrales y las obras cinematográficas durante siglos. Es un episodio histórico envuelto permanentemente en la controversia y el misterio.

De hecho el asesinato de Julio César es un evento único en la historia de la antigüedad, por su complejidad y porque concentra elementos fascinantes en su desarrollo, como las traiciones, la amistad, el combate a la tiranía, las intrigas políticas, las mentiras, la lealtad, etc.

A lo anterior hay que añadir las estupendas adaptaciones cinematográficas que se han hecho de la muerte de César, como la de 1953 de Joseph L. Mankiewicz. Para muchos intelectuales la figura de Julio César representa un evento clave en la historia humana y su muerte es un instante en el que muchas encrucijadas se hicieron presentes para definir la ruta histórica de Occidente.