Luis Velasco es un ingeniero mecánico que colabora con el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la #NASA en la creación de robots aptos de visualizarse antes de ser construidos. Esta posibilidad tecnológica será alicada en el futuro vehículo de exploración planetaria "Marte 2020".

Velasco comenta que esta misión se centra en el diseño de un laboratorio de #Investigación Científica sobre llantas, un rover similar al Curiosity, que actualmente explora el planeta rojo y que llegó allí en agosto del 2012.

Experimentado ingeniero mecánico, Velasco afirma que para el diseño de este novedoso robot se manejarán varias modificaciones con relación a la misión Curiosity. Por ejemplo, uno de los objetivos que tendrá el proyecto "Marte 2020" es realizar preparativos para la exploración humana del territorio marciano. De manera que existirán varios cambios con respecto a misiones anteriores y uno de ellos es el que está llevando a cabo este científico mexicano.

El trabajo de Velasco, oriundo de Chiapas, tiene que ver con analizar dónde se recopilarán partículas que este rover pueda recuperar posteriormente. Velasco consiguió una beca en 1996 para estudiar en la Universidad Brigham Young, en Utah, ingeniería mecánica. Esta oportunidad la obtuvo por sus notables calificaciones en una preparatoria de Tuxtla Gutiérrez. Velasco se interesó en las ciencias inspirado en los antiguos mayas.

Con respecto a sus principales aportaciones en diseño para la NASA, Velasco comenta que los rovers anteriores fueron colocados en el interior de globos que rebotaron hasta quedarse sin aire en la superficie marciana. En cambio el Curiosity llevaría con un sistema de descenso basado en la retropropulsión de cohetes por tratarse de un robot más pesado y grande.

Pero luego de efectuar una simulación computacional en 3D se hizo patente que los campos de calor derivados del fuego de los cohetes instalados en la plataforma de descenso en el planeta rojo, causarían daños en el Curiosity. Entonces Velasco y otro colega propusieron corregir la estructura de la plataforma de descenso para que las altas temperaturas no afectaran al Curiosity y sus dispositivos científicos.

Con respecto al diseño del rover "Marte 2020", Velasco afirma que está en una fase experimental y por el momento se debate si podría incluir un pequeño helicóptero para enviarlo a estudiar, desde las alturas, el entorno que el robot deberá explorar, para así evitar riesgosos obstáculos.