Especialistas italianos podrían saber en dos semanas, si alguno de los restos encontrados en un convento de Florencia, es el de la modelo que posó para que Leonardo da Vinci pintara el célebre retrato de La Gioconda.

Los expertos piensan que la modelo se trataba de Lisa Gherardini, cuyos restos podrían hallarse en el convento de Santa Úrsula. Esto fue anunciado por el líder del estudio, Silvano Vinceti, quien en declaraciones a los medios se dijo entusiasmado acerca de conseguir el propósito de toda su trayectoria profesional: el hallazgo de la misteriosa Mona Lisa.

Las pesquisas de Vinceti y sus colaboradores han estado llevándose a cabo en el convento de Santa Úrsula, en la ciudad de Florencia. Allí, de acuerdo al Libro de los Muertos de la iglesia de San Lorenzo, fue sepultada Lisa Gherardini, tras haber fallecido en 1542.

En el marco de las investigaciones, se recuperaron nueve cadáveres y seis de estos restos se piensa que datan de un siglo antes de la muerte de la supuesta modelo de La Gioconda.

No obstante, los tres cuerpos restantes están siendo analizados con el método del carbono 14 y si gracias a este último examen se comprueba que los restos son contemporáneos a Gherardini, entonces los investigadores podrían dar el anuncio, de que muy probablemente la Mona Lisa por fin ha sido descubierta.

De cualquier manera, por lo pronto, solo se trataría de algo probable, ya que si en efecto los restos hallados son del tiempo de la modelo del célebre retrato, aún restaría averiguar si alguno de estos cuerpos es efectivamente de la popular Gioconda.

Vinceti explica que, de ser así, se tendrían que efectuar análisis de ADN, pero en este caso existiría una considerable dificultad y se refiere a la carencia de otros restos con los cuales confrontar los primeros.

No obstante, Vinceti se muestra confiado y afirma que con el apoyo de las modernas tecnologías, el ADN recuperado de los cuerpos del convento de Santa Úrsula permitirán reconstruir, por medio de complejas técnicas, el tono de la piel y las características del pelo y los ojos, para luego comparar todo ello con la famosa obra de Da Vinci, exhibida en el Louvre parisino. #Arte