La Agencia Espacial de los Estados Unidos dio a conocer detalles adicionales acerca de su proyecto para capturar un asteroide al vuelo y transportarlo a la órbita de nuestro satélite natural. El nombre de este plan de investigación astronáutica es Asteroid Redirect Mission (ARM).

Cabe señalar que no capturará un asteroide completo, sino solo una roca de su superficie en el año 2020, para algunos años después, llevarla a las proximidades de la Luna.

Es una misión que se llevará a cabo a mediados de la década siguiente y servirá para evaluar un conjunto de novedosas capacidades indispensables para viajes espaciales a realizarse en el porvenir. De entre estos últimos sobresale la travesía a Marte.

ARM será un tanto distinta a lo que se proyectara inicialmente. El cambio más considerable es que el vehículo astronáutico robótico no atrapará un asteroide completo próximo a la Tierra, sino un gran fragmento de ese cuerpo sideral.

La segunda fase de ARM consiste en trasladar el trozo de asteroide a una órbita regular en torno a la Luna, para que los científicos de la #NASA puedan analizarlo. Un administrador asociado de la Agencia Espacial Estadounidense, Robert Lightfoot, mencionó que la misión ARM será la primera evaluación de un conjunto de actividades astronáuticas, indispensables para el envío de viajeros espaciales a distancias más lejanas en el cosmos.

Por supuesto, Marte es uno de los objetivos inmediatos de esta próxima iniciativa de exploración espacial de la NASA. Lightfoot considera a ARM el inicio de una nueva etapa en la conquista del espacio.

NASA dará a conocer cuál será el asteroide en cuestión en 2019, casi un año antes de enviar la nave espacial no tripulada. Los asteroides que podrían ser tomados en cuenta deben cumplir ciertos requisitos, por ejemplo, tener el tamaño, forma, rotación y dinámica orbital adecuados.

Hasta el momento la NASA halló  tres posibles candidatos: los asteroides 2008 EV5, Bennu e Itokawa, pero se anticipa que serán seleccionados uno o dos más en cada año previo al inicio de este ambicioso proyecto astronáutico.

La nave ARM también probará revolucionarios procedimientos de navegación espacial, principalmente los orientados a mantener estable la trayectoria en travesías de larga duración. #Investigación Científica